EEUU HA DEPORTADO A 771 NICARAGÜENSES EN EL 2015

None
Este miércoles 16 de diciembre, un nuevo grupo de 25 ciudadanos nicaragüenses fueron deportados por el gobierno de Estados Unidos, para totalizar 771 compatriotas que en este 2015 regresaron al país tras perseguir el supuesto sueño americano. Este grupo compuesto por 23 hombres y dos mujeres, provienen de diversos estados de la unión americana, fueron deportados por haber ingresado de manera irregular y en su mayoría permanecieron hasta tres meses detenidos en las cárceles migratorias. Los compatriotas fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, por funcionarios de la Dirección General Consular de la Cancillería de la República, que les brindaron una cálida bienvenida, además de entregarlas un kit de limpieza, apoyo económico para que puedan trasladarse a sus lugares de orígenes y un paquete de alimentos. Iury Orozco Rocha, Directora General Consular, detalló que es la vigésima ocasión en este 2015, que Estados Unidos deporta a compatriotas, muchos por ser atrapados en su intento de llegar a territorio norteamericano y otros por estar en condición irregular. Subrayó que la Dirección General Consular por orientaciones precisas del comandante Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, están recibiendo con mucho cariño y respeto a los compatriotas que son deportados de Estados Unidos y otras naciones. En principio se esperaba la deportación de 43 nicaragüenses, sin embargo se hizo efectiva solamente 25. "Es con el presidente Daniel Ortega al frente del gobierno que se da esta asistencia con dignidad y con cariño, ¿antes qué pasaba?, siempre han ocurrido deportaciones de centroamericanos, de nicaragüenses, que hace Estados Unidos… pero en el caso de los nuestros los dejaban en la frontera con Guatemala y ahí a la buena de Dios, sálvese quien pueda, pero ahora nosotros lo vamos a recibir", señaló Orozco Rocha. Del total de nicaragüenses deportados en este 2015, cerca de 700 son hombres y el resto son mujeres. Confirman violación a los derechos humanos Alguno de los nicaragüenses que regresaron a su patria, aseguraron que las autoridades migratorias y federales tratan muy mal al indocumentado, sobre todo a los que provienen de Centroamérica. “Los Estados Unidos nos trata mal, nos traen amarrados como animales y nos mantienen enjaulados, nos tratan como animales, se portan muy mal, estuve 12 años y cuando caí preso me trataron muy mal. Hay muchísimo maltrato, a algunos los amarran de las manos, de los pies, de la cabeza y los que caemos en prisión mucho más mal”, relató. Indicó que ahora que regresó a Nicaragua, tratará de hacer una nueva vida con sus familiares en el barrio Jorge Dimitrov, pues lamentó que durante el tiempo que vivió en Estados Unidos la pasó muy mal en el intento de buscar el “sueño americano”. “Me agarraron entrando, el pase está duro, hay muertes, hay cortadera de pies, de manos, hay mucho peligro, por eso recomiendo que si no conocen mejor no vayan. Yo estuve detenido tres meses en la cárcel federal, la comida es pésima y también el trato que dan”, sugirió Ricardo Lara, al relatar las vicisitudes y el peligro que vivió en su peregrinar por Honduras, Guatemala, México y cuando fue atrapado en territorio norteamericano. Igual experiencia tuvo Wilfredo Carrasco Rivera, originario de Jalapa, quien aseguró que cruzarse de México a Estados Unidos es muy peligroso y hasta la vida puede perder uno en ese intento por alcanzar el territorio norteamericano. Aseguró que regresa con muchos ánimos de contribuir al desarrollo del país, sobre todo porque sus familiares en Jalapa, le han confirmado que Nicaragua está en mejores condiciones económicas. “No le recomiendo a nadie que se vaya ilegalmente, está bien difícil el camino, uno puede perder la vida, en México está bien difícil la cruzada, hay mucha vigilancia en la frontera de Estados Unidos, no es fácil el cruce, es muy peligroso, yo vi a muchas personas que estaban por morir en el desierto, yo no me vuelvo a regresar, me voy a quedar trabajando en Nicaragua y el país tiene las condiciones para sobrevivir, con el gobierno que está ahora si se están dando las condiciones y se ve el cambio y cómo el gobierno está trabajando diferente y donde yo vivo en Jalapa todo está cambiando, me encanta como está el país”, dijo Carrasco Rivera. Nuestros compatriotas agradecieron a las autoridades consulares nicaragüenses por el recibimiento y el acompañamiento que tuvieron desde que bajaron del avión que los trajo procedente de los Estados Unidos. Desde el 2007 a la fecha cerca de 20 mil nicaragüenses han sido deportados de distintos países, principalmente de Estados Unidos, México, Costa Rica y otras naciones, su gran mayoría por estar de manera irregular. La deportación se da en el marco de un convenio bilateral entre Estados Unidos y Nicaragua. Orozco Rocha destacó que las deportaciones a través de los años han disminuido, dado que son menos los nicaragüenses que migrando y en cambio se están quedando en su patria para contribuir al desarrollo que viene experimentando Nicaragua con la administración del Presidente Daniel Ortega .   19 DIGITAL