CONTINUAN LAS FILAS EN TALLERES PARA CHEQUEO MECÁNICO

None
Decenas de dueños de vehículos que no han realizado la inspección mecánica y la emisión de gases, buscaban apresuradamente los talleres autorizados para hacer ambos procedimientos y de esa manera evitar ser multados en los próximos días por las autoridades de tránsito. En el taller Discovery ubicado en el barrio 19 de julio en el Distrito IV de Managua, atendieron solamente 50 vehículos debido a que cerraban operaciones a las dos de la tarde. Más de una treintena de automotores que estaban a las afueras de este taller, ya no pudieron realizar este procedimiento. Igual situación ocurrió en otros talleres de la capital, donde muchos dueños de vehículos no pudieron realizar la inspección mecánica, algunos porque lo hicieron en el último momento y se encontraron los lugares totalmente llenos. Donald Castillo, propietario del taller Discovery, afirmó que en semanas anteriores estaban atendiendo un promedio de cien vehículos diarios, los que dilataban media hora cada uno en realizar ambos procedimientos. “Este sábado solo el mediodía estamos trabajando y son cincuenta vehículos los que vamos atender, no pensábamos trabajar, pero por tratar de ayudar a la gente abrimos el taller, ya que muchos lo dejaron a última hora y ahora andan sofocados buscando como hacer la inspección y ya se terminó la prorroga”, comentó Castillo. Aseguró que en noviembre y primeros días de diciembre, estaban atendiendo un promedio de 30 vehículos, pero fue en los últimos días del 2015 que comenzaron a llenarse, pues los dueños de los automotores dejaron a última hora la realización de ambos procedimientos. “Ya son varios años que nosotros tenemos de hacer esto, pero los dueños de vehículos tuvieron seis meses para hacer la inspección mecánica y la emisión de gases, les dieron prorroga y durante esos seis meses venían como diez o quince vehículos y siempre lo dejan para última hora”, dijo Castillo, al instar a la población a eliminar esa costumbre de hacer las cosas a último momento. Don Pedro Hernández Jarquín, logró realizar la inspección mecánica de su camioneta Toyota del año 1987, para hacerlo tuvo que levantarse a las cuatro de la madrugada, seis horas después le estaban entregando los certificados. Reconoció que lo hizo a última hora y por eso tuvo que ser paciente y esperar, pero aseguró que aprendió la lección y que en la próxima ocasión, ambos procedimientos los hará antes y no cuando se venza el plazo. “Hay que hacer las cosas con tiempo y así no perder mucho tiempo, cuando realizan el procedimiento y meten el vehículo, se dilatan como media hora, pero ya voy listo, voy con mis certificados, mi sticker y sin riesgo que me multe la policía”, añadió don Pedro, poblador del barrio Mirna Ugarte. El dos de enero se cumplió el plazo establecido para la realización de la inspección mecánica, procedimiento que sirve para revisar el estado general del automotor, entre esto la dirección, suspensión, motor, frenos, revisión de llantas, el sistema eléctrico y otros aspectos para garantizar la seguridad de la familia.
19 DIGITAL