DUEÑOS DE EMBARCACIÓN QUE NAUFRAGÓ DICEN QUE NO RECIBIERON AVISO DE FUERZA NAVAL

None
Fermín Blandón, hijo del dueño de la embarcación 'Reyna del Caribe' que zarpó el fin de semana y naufragó en Corn Island dejando 13 muertos, de los cuales 4 aún permanecen desaparecidos, alegó que no recibieron aviso de la Fuerza Naval sobre partir de las islas del maíz localizadas en el Caribe de Nicaragua. Además de negar haber recibido este aviso por parte de las autoridades, insiste en que su padre no es culpable de la tragedia. ''Nadie quiere hacer daño a nadie y fue un accidente'', consideró. Según Blandón, ''se ha dado a entender que es una panga o pequeña embarcación, pero en realidad es una lancha con capacidad de 40 personas y el día del accidente  trasladaban a 31 personas'', aseguró al agregar que también tienen todos los permisos del MTI para operar en la zona. Por su parte, Boanerges Fornos, abogado de Hilario Blandón y Heilón Absalón Pratt, este último ayudante de tripulación, pidió que ''así como ellos han sido respetuosos con el proceso que llevan las autoridades en el caso de su representado y del hermetismo del juicio por tratarse de un caso complejo, se respeten las garantías constitucionales de ellos''. Los implicados demandan un proceso transparente y Blandón se mostró a la vez preocupado por el hecho de que su papá sea procesado en Managua y no en Corn Island. Mientras tanto, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, orientóa la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua y a la Policía Nacional “extremar medidas” con el transporte acuático luego de la de la tragedia que dejó 13 muertos, todos de origen costarricense, en el Caribe Sur. Stalin Andino/100% Noticias