MUJER ES QUEMADA CON AGUA HIRVIENDO EN LEÓN

None
Una discusión entre dos mujeres, terminó cuando una de ellas le lanzó agua hirviendo a la otra. Jennifer Sáenz Medina de 32 años tiró el agua a Ivette Meza de 39 años en sus partes inferiores, dejándole quemaduras de segundo grado, por lo que está hospitalizada en la sala de quemados del Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), de la ciudad de León. El incidente ocurrió en el reparto Benjamín Zeledón de León. Meza, quien se encuentra en recuperación tras las quemaduras, narró que su cuñada Jennifer Sáenz Medina, además de insultarla, decía en el barrio diciendo que ella es borracha, la amenazó con matarla y terminó lanzándole una olla de agua hirviendo. Por su parte, Sáenz Medina, quien fue retenida por las autoridades policiales ayer, destacó que actuó con violencia porque minutos antes Meza le había echado una taza de sopa hirviendo a su hermano, Lenar Benito Medina, de 24 años. “(Meza) es una invivible, nadie la quiere, quiso entrar a vivir a la casa de mis abuelos en el reparto San Carlos, pero no la aceptamos, es una resentida que maltrata a mi hermano (Lenar Benito Medina), abusa de él porque está enamorado de ella”, dijo Jennifer Sáenz Medina, quien admitió haber lanzado a Meza la olla de agua hirviendo. La versión de Sáenz Medina es que Meza además de agredir a su hermano, Lenar Benito, la amenazó a ella con echarle a los pandilleros del barrio.

Procesada

El subcomisionado Jorge Caballero, jefe de la delegación de la terminal de buses de la Policía de León, confirmó que Jennifer Sáenz Medina fue retenida y será procesada ante las instancias correspondientes por ocasionar lesiones graves a Meza. En tanto, María José Meza Romero, una de las tías de Ivette Meza, interpuso una denuncia contra Jennifer Sáenz Medina ante la delegación policial. “Pedimos a las autoridades que se haga justicia, no es posible que sucedan estas cosas y queden en la impunidad, quería matarla, es un acto homicida. La quemó con agua hirviendo que dejará secuelas permanentes en el cuerpo de mi sobrina”, dijo Meza Romero. Meza Romero, de 49 años y originaria del reparto Primero de Mayo, destacó que las quemaduras que sufrió su sobrina, Ivette Meza, son graves. “Cada tres horas entra a quirófano, su situación de salud es estable, pero está atravesando por este mal rato porque son quemaduras de segundo grado”, expuso. Por El Nuevo Diario