CARIBE RESTABLECE LA CALMA POCO A POCO

None
  Poco a poco el Caribe Nicaraguense restablece la calma tras enfrentar un sistema de lluvias por la acumulación de ondas tropicales que ocasionó el desborde los ríos Prinzapolka, Rama y Mico. Según El Nuevo Diario en el Rama solo 5 de los 10 albergues activados por la alerta, siguen funcionando. En los refugios se atiende a más de 200 personas, según cifras del SINAPRED, dadas a conocer por Guillermo González, codirector del ente. En Alamikamba, cabecera del municipio de Prinzapolka, las personas retomaron las actividades cotidianas  y están únicamente llegando a dormir a los albergues En uno de los albergues de Prinzapolka, en la escuela de Klarindan las 18 familias refugiadas han sido asistidas por miembros del Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua (BECO). En la misma zona se reporta la pérdida de las cosechas, puesto que las personas solo lograron salvar un poco de ropa. “En el albergue no hay condiciones para atender a las mujeres con niños pequeños y personas de la tercera edad, que están pasando hambre”, explicó a END Gloria Rugama.   Fuente y Foto: END