MATAGALPINA PRESINTIÓ QUE ÉL LA IBA A MATAR

None
“Llevame a mi casa” pedía la joven matagalpina Yessenia Suyén Montenegro Morán al taxista Marvin José Martínez Rosales, quien según sus declaraciones, sospechaba que la muchacha de 24 años presentía que Douglas Zamora le podía hacer algo si se quedaba en la tienda de una gasolinera en Matagalpa, donde minutos después fue asesinada por balazo en su cuello, reporta del portal informativo Mosaico CSI.   Habían avanzado para irse unos 50 metros, pero Douglas llamó al taxista diciéndole que bajara a Montenegro del vehículo. El taxista detuvo la marcha. Zamora llegó hasta el vehículo y ordenó a la joven que se bajara, ahí Douglas llevaba un arma en la mano, le puso el seguro y se fueron caminando, mientras que Martínez se fue, reanudando su trabajo como cadete, refiere el testimonio presentado por fiscalía.   En ese vehículo fueron a la gasolinera. Zamora le dio el arma a Montenegro para que la llevara en el bolso. Todos bajaron a la tienda, menos la víctima, que pidió al taxista que la llevara a su casa, pero Zamora llamó al conductor y le dijo que no se moviera, luego regresó al auto, tomó la pistola y obligó a la mujer a bajar y entrar al sitio donde le disparó.   Zamora es acusado de los delitos de Femicidio en perjuicio de Yesenia Montenegro, además del delito de portación ilegal de armas. Con él está siendo procesado Jesser Maudiel Canales López, como presunto autor del “delito conexo” de encubrimiento.   La juez especializada en Violencia de Género, Ivania Sancho, decretó la privacidad de esa audiencia, impidiendo el ingreso de Jasmina Morán Rodríguez, madre de Montenegro; del acusador particular, Freddy Rizo y de los medios de comunicación.   Además del testimonio de Martínez, en la audiencia, la Fiscalía ofreció las declaraciones de 32 personas más, entre particulares que presenciaron el crimen.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ