DELINCUENTES SE IDENTIFICAN CON FALSOS NOMBRES PARA HUIR DE LA JUSTICIA

Miguel Ángel Osorno jamás imaginó que estaría detenido por más de diez días en una cárcel país por un delito que jamás cometió.

La Policía Nacional llegó a su casa y lo "golpeó junto a su esposa y su mamá", según relató a 100% Noticias.

"Estaban empañando mi imagen laboral, social, le doy gracias a las autoridades que aclararon esta situación; aunque afecta en mi vida, quienes me conocen", lamentó Osorno, quien fue dado en libertad al comprobar su inocencia. 

"Todo estaba comprobado. No era yo; yo trabajo como encuadernador de imprenta (sin embargo) estuve 10 días detenido, y ojalá no se sigan repitiendo estos casos, mi mamá casi se me muere, ella padece del corazón", reflexionó.

SISTEMA PENITENCIARIO CON PERSONAS INOCENTES

El caso de Osorno no es el único en el país, en el juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencias de Managua es frecuente que confundan a los ciudadanos por tener los mismos nombres y los mismos apellidos.

Según la jueza Indiana Gallardo, generalmente a la hora que se hace la acusación, la víctima acude a la policía y brindan un solo nombre, por lo que los agentes buscan a la persona sin verificar su identidad.

"A veces con costo tiene el nombre (las víctimas); en el Sistema Penitenciario hay gente pagando condena" injustamente, acotó Gallardo.

El fiscal José Camilo Mercado aseguró que esta situación a veces se presenta porque los delincuentes se identifican con otros nombres cuando son capturados por la Policía Nacional.

Miguel Ángel Osorno fue puesto en libertad este lunes tras permanecer varios días detenidos por un delito que no cometió.