ADMITEN ACUSACIÓN CONTRA PRESUNTOS ASESINOS DE EMBARAZADA

Este martes se llevó a cabo la audiencia preliminar contra de Byron Rayo y su tía Adela Castillo, el primero como presunto autor material y la segunda como presunta autora intelectual del asesinato de Marisol López, la joven embarazada que murió de 15 machetazos en San José de Bocay, Jinotega, el pasado domingo 13 de agosto. En la foto: Adela Castillo y y su sobrino Byron Rayo En esta audiencia rindieron declaración al menos cuatro personas, entre ellas la niña de 4 años que presenció el cobarde ataque a su tía Marisol, quien fuera asesinada por error, pues a quien Byron iba a mandado a matar era a Alba Nubia Herrera López, hermana de la víctima. La fiscal auxiliar, Aura María Estrada Méndez presentó una acusación de 15 folios, en la que describió una relación marital desde 2005 entre Adela y Roberto Antonio Montenegro, quienes tuvieron dos hijas. Roberto comenzó una relación con Alba Nubia en 2009, y mantuvo entre ocasiones una vida marital con ambas, hasta que el 13 de mayo de este año, Adela presuntamente propuso que lo dejaría en paz, que “solamente le pediría que le ayudara con las niñas o le diera una manzana de tierra o le entregara 50 mil córdobas”. Adela se fue de la casa en la que ambos vivían en Santa Teresa y el mismo día, Alba Nubia regresó a vivir con él en la misma casa a petición de Roberto, “olvidando las advertencias de Adela Castillo de mandarla a matar”, según la acusación. El 12 de agosto, Adela se reunió con su sobrino, en la casa de una familiar de ambos en Jinotega, para planificar el asesinato de Alba Nubia. El día de los hechos, Adela llamó a Roberto diciéndole que se encontraran en el poblado de El Cuá, para entregarle a la hija mayor de ambos y que también quería ver a la niña menor que él tenía bajo su tutela. El objetivo era que Alba Nubia quedara sola en la casa con la niña de 4 años que esta tenía con Roberto, según la acusación. Pero, ese día Alba Nubia fue a visitar a su abuela Francisca López en la comunidad “La Camaleona” y pidió a su hermana Marisol que le cuidara a la niña y la casa, a lo que la esta última aceptó. Cuando Byron llegó a cometer el crimen la tarde del 13 de agosto, se encontró con Marisol quien desgranaba maíz, mientras tanto los niños (un hijo de Marisol de 3 años y su sobrina) miraban televisión. El hombre primero le propinó varios garrotazos a la joven y después le dio 15 machetazos, la mayoría en su cabeza, además de cercenarle una mano. El brutal ataque provocó que la muchacha abortara a la niña de 8 meses de gestación que llevaba en su vientre. “Aumentando deliberadamente el sufrimiento de la víctima, el hombre procedió a machetearla en la cabeza, desfigurándole el rostro y amputándole una mano. Además le provocó el aborto de la niña que gestaba”, dice la acusación. Fueron 15 machetazos con lo que fue asesinada Marisol López, una mujer con 8 meses de embarazo | Cortesía Posteriormente, quiso matar al niño de 3 años, quien llorando corría por el patio pidiendo auxilio, mientras dentro de la casa la niña de 4 años también gritaba. Tras escuchar los gritos de los niños, un vecino llamado Óscar Danilo Díaz López llegó e intervino gritándole a Byron: “cobarde, cochón, no te metás con el niño”. El atacante corrió y Díaz, junto a otros vecinos Franklin Suazo y José Isaac Herrera Flores lo persiguieron, pero el hombre logró escapar. Tras la audiencia preliminar, la jueza Engracia Inés Flores, titular del Juzgado Especializado en Violencia de Jinotega, admitió la acusación, y dictó la medida cautelar de prisión preventiva contra Byron y Adela, quienes enfrentar cargos por asesinato agravado y aborto sin consentimiento en perjuicio de Marisol; asesinato en grado de tentativa contra Alba Nubia; asesinato agravado en grado de frustración en perjuicio del niño de 3 años y lesiones sicológicas leves contra la niña de 4 años. La judicial programó la audiencia inicial del proceso para el próximo 31 de agosto. *Foto cortesía © 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!