SOSPECHAN DE MANO CRIMINAL EN MUERTE POR SUMERSIÓN

La familia del leonés Wilfredo Hernández Amador sospecha que hubo mano criminal en su muerte, aunque las autoridades informaron que fue por sumersión. Wilfredo de 37 años de edad, fue entregado en un ataúd a sus familiares la mañana del pasado domingo, tras fallecer supuestamente por sumersión el sábado, en el municipio de Bonanza en la Región Autónoma del Caribe Norte, donde estaba de visita a su novia a quien conoció a través del Facebook. “Él conoció por medio de Facebook a esa muchacha, hace dos meses, y dándonos cuenta que esa muchacha tiene varios Facebook, María Isabel Guillén Ibarra… La mamá de ella a mí me llamó que él se había ahogado en una poza seca, luego me dijeron que le había dado un infarto, luego me dijeron que se había resbalado en una piedra, la cosa que eran muchos engaños, hasta que el siguiente día ya lo trajeron casi descompuesto. Les dijeron a mis sobrinas y a mi hija que no querían que lo destapara, pero era porque él venía todo golpeado… Pido justicia a la Policía de Bonanza, ellos dicen que es ahogado, no es ahogado porque el traía golpes como puñaladas, una seña de cortado en el cuello”, dijo la madre del occiso. Sus familiares al abrir el féretro y observar una herida a la altura de la yugular y golpes en el cuerpo, les hace pensar que fue asesinado. Según Carmen Amador, tía del ahora occiso, Wilfredo viajó hasta Bonanza a buscar a una joven que conoció por la red social Facebook, sin embargo desconocen si la persona que aparece en las fotografías sea realmente con quien realizó el contacto.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!