ENVÍAN A JUICIO A SUPUESTA SECUESTRADORA DE BEBÉ DE QUILALÍ

La enfermera auxiliar Jessica Flores Rivas de 36 años y David Uriel Maradiaga Talavera de 26, fueron remitidos a juicio oral público para el próximo 4 de mayo a las 9:00 de la mañana en el Juzgado de Nueva Segovia, por el delito de secuestro simple en perjuicio de una recién nacida de la comunidad El Olingo, en Quilalí, ocurrido el pasado 1 de marzo. La juez de Audiencia en Nueva Segovia, Marbely Blandón, les mantuvo la prisión preventiva a los procesados. La defensa técnica de Jessica solicitó que un día antes del juicio se realice una audiencia preparatoria “por considerar que hay prueba ilegal que deberá ser excluida del juicio”, dijo el abogado Gabriel Díaz. Según el abogado esa prueba consiste en un estudio informático de los celulares de los acusados realizado por la Policía Nacional con autorización de un juez no competente en la causa, donde demostrará que Leslie Morán, madre de la niña de 21 días de nacida (actualmente), entregó por voluntad propia y sin dinero a cambio a su hija el pasado 1 de marzo. “Jamás se dice en las pruebas del Ministerio Público que la procesada llegó vestida de enfermera”, recalcó Díaz, quien agregó que ese 1 de marzo las mujeres se intercambiaron números de celular, y que en la tarde Jessica llamó a Leslie que la niña estaba bien, que no se preocupara. “Agarra a una niña sin papeles, se la lleva para cuidarla, posiblemente hubo una imprudencia de no pedir los papeles, cuando la mamá se la regala. Lo que pasa es que después se arrepintió y procede a interponer la denuncia a reclamo de los abuelitos de la menor de edad”, expresó el abogado. *Foto cortesía Alina Lorío

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!