LAS ESPECIES AFECTADAS EN INCENDIO DE LA RESERVA INDIO MAÍZ

Al menos 18 especies de animales que habitan en la Reserva Indio Maíz son afectadas en el incendio que inició el martes 3 abril de abril en la comunidad Siempre Viva, ubicada a 3 km de San Juan del Norte, y presuntamente provocado por un productor de la zona. ESPECIES: Águila harpía (Harpya harpyja) El águila harpía es un ave con amplio ámbito de hogar. Se estima que se desplaza unos 200 – 400 km de distancia sobre los bosques húmedos tropicales de Río San Juan y el Norte de costa Rica en busca de su alimento. Esta especie se encuentra amenazada de extinción por la reducción de los bosques tropicales en todo el continente americano. Encontraba en Río San Juan y Costa Rica un amplio hábitat para sobrevivir. Jaguar (Panthera onca) El Jaguar es el depredador terrestre de mayor tamaño que habita en los bosques tropicales. Su función ecológica es el mantenimiento del equilibrio de toda la cadena alimenticia. Su ámbito de hogar se estima es entre 80 – 150 km según estudios realizados en Costa Rica. En muchas ocasiones es posible observar Jaguares cruzando el río San Juan de un lado al otro, pues el bosque húmedo tropical entre los dos países no tenía ningún límite físico hasta el 2011. Lapa Verde (Ara ambigua) La lapa verde es una de las especies más emblemáticas del Sureste de Nicaragua y Noreste de Costa Rica, dado que su límite natural de distribución encuentra en esta región el punto más al Sur de todo el continente. Esta especie está protegida en ambos países por múltiples instrumentos administrativos y legales (Veda, CITES, UICN), y su alimento principal, el árbol de almendro) fue igualmente protegido en ambos países. En Costa Rica el esfuerzo de conservación produjo la creación de áreas protegidas como Maquenque. Manati (Trichechus manatus) El manatí es el mamífero acuático residente de mayor tamaño que tenemos en Nicaragua. Esta especie está en serio peligro de extinción a consecuencia de la sedimentación y contaminación de los ríos, caños y lagunetas en donde habita. En Costa Rica y Nicaragua se encuentra incluido en veda permanente, así como también internacionalmente está prohibido su comercialización por la convención CITES. Danto (Tapirus bairdii) El Tapir es un mamífero terrestre de gran tamaño que se alimenta de plantas del bosque húmedo tropical, requiere amplias áreas de bosque en buen estado de conservación. Frecuentemente el río San Juan, pues su hábitat no está limitado por las fronteras entre dos países. No obstante será bastante difícil que logren cruzar una carretera con tráfico, ruido y monóxido de carbono. Protegido en Nicaragua y Costa Rica, así como en CITES. Lagarto (Crocodylus acutus) El lagarto negro es también una especie protegida tanto en Nicaragua como en Costa Rica; se encuentra incluida en los apéndices CITES y forma parte de la lista roja de la UICN. Como gran depredador acuático y habitante del sistema hídrico dela cuenca del río San Juan, es responsable del equilibrio ecológico de los ecosistemas acuáticos. La sedimentación, contaminación e incluso el tráfico vehicular en las costas del río lo afectarían seriamente. Chancho de Monte (Tayassu spp) El chancho de monte es una especie que realiza amplios movimientos por el bosque húmedo tropical de la región en grupos de hasta 200 individuos. Esta especie está protegida en ambos países pues la cacería ha provocado que se disminuyan rápidamente sus poblaciones. El mayor acceso por el lado costarricense, y el limitado control del lado nicaragüense hacen que esta especie se convierta en blanco fácil para los cazadores de Costa Rica. Robalo (Centropomus spp) El robalo es una especie que realiza migraciones entre el mar Caribe y el Lago Cocibolca a través del río San Juan. Habitan durante la mayor parte de su vida en agua salada, pero, llegado el momento requieren remontar el río San Juan para reproducirse en el lago Cocibolca. Durante su migración por el río, los robalos consumen peces, crustáceos, moluscos y otros organismos vivientes que se ven afectados por la sedimentación y la contaminación del río proveniente de Costa Rica. Si el robalo no logra completar su ciclo migratorio las poblaciones declinarían rápidamente, provocando una extinción de la especie. Sábalo Real (Megalops atlanticus) El sábalo real es otra especie que realiza migraciones desde el Caribe hasta el lago Cocibolca, utilizando el río como corredor por dónde, en varias semanas, transita de agua salada a agua dulce aparentemente con el propósito fundamental de reproducirse en los humedales costeros e insulares del lago Cocibolca. La sedimentación y contaminación del río es de vital importancia para esta especie, pues una reducción en la calidad del hábitat necesario para sobrevivir durante su migración podría significar la pérdida definitiva de esta especie de los listados de Nicaragua y Costa Rica. Camarón de Río (Machrobrachium spp.) El camarón de río está protegido con períodos de veda parcial en ambos países, dado que su sobre pesca ha provocado una reducción importante en sus poblaciones. El camarón es un carroñero subacuático que se encarga de la limpieza del fondo de los ríos, lagos, caños y lagunas, por tanto su función ecológica es invaluable. Un aprovechamiento masivo de esta especie la llevaría a la extinción. Tiburón Toro (Carcharinus leucas) El tiburón toro, también conocido como tiburón de agua dulce, es una especie que reside en el mar Caribe y sube por el río San Juan como mecanismo de desparasitación, o búsqueda de alimento. Al igual que el sábalo y el robalo requiere de un ecosistema saludable para poder completar su migración. Un ecosistema que le provea alimento y aguas de calidad por donde desplazarse hacia el Lago Cocibolca. Pez Sierra (Pristis spp.) El pez sierra es también un tiburón que tiene los mismo hábitos que el tiburón toro. Sin embargo, esta especie presenta como agravante el hecho de tener poblaciones de distribución más reducida en el mundo, y abundancia muchisimo menor. Al ser organismos poco tolerantes a los cambios del entorno subacuático en donde subsisten se ven afectados por cambios en la turbidez, oxígeno, temperatura y otros factores casi imperceptibles. Escorpión Coral (Diploglosis monotropis) Así como el escorpión coral existen en los bosques de la región una gran cantidad de organismos “raros” o más bien poco conocidos, que ven amenazada su sobrevivencia a consecuencia de la “urbanización” de esta región. El ruido, contaminación gaseosa, cacería, contaminación sólida, deforestación son factores determinantes en la capacidad de sobrevivir de estas especies. Perezoso (Bradypus variegatus) El perezoso es un mamífero arbóreo que se alimenta exclusivamente de hojas. Toda su vida la pasa colgado de las copas de los árboles, bajándose en raras ocasiones al suelo. Su desplazamiento lo realiza sujetándose de las ramas de un árbol o de otro. Está demás decir que la ruptura de la continuidad de la cobertura forestal impide el libre desplazamiento de estos animales, y con ello divide las poblaciones aumentando el riesgo de extinción. Rana de Ojos Rojos (Agalychnis callidryas) Muchos son los anfibios que habitan en los bosques húmedos tropicales de esta región. Al igual que la rana ojos rojos, los anfibios tienen la capacidad de intercambiar gases (respirar) a través de la piel, con ello son más susceptibles a la contaminación gaseosa. Se ha demostrado que incluso a varios kilómetros de distancia de sitios de emisión de gases las poblaciones de anfibios declinan como consecuencia de pequeños cambios en la calidad del aire. Gallego Verde (Basiliscus plumifrons) El gallego verde, al igual que muchos otros organismos que habitan en los bosques riparios (ribera de los ríos) se ven afectados por la evidente tala que se ha hecho en toda la ribera sur del río San Juan. Literalmente se ha cortado la cobertura forestal riberina, haciendo desaparecer el bosque ripario y con ello provocando la extinción de muchas especies que se encuentran protegidas en ambos países como el gallego verde. Nutria de Río (Lontra longicauda) La nutria es un mamífero acuático nocturno que habita en los ríos, caños, lagunas, pantanos y lagos del sistema hídrico del río San Juan. Su dieta está compuesta principalmente por crustáceos, los que captura en el fondo de los cuerpos de agua. Los cambios en la calidad del agua en el sistema hídrico afectan la disponibilidad de alimento para esta especie, poniéndola en una situación de mayor vulnerabilidad. Guardatinaja (Agouti paca) Al igual que el gallego verde y muchos otros organismos de los bosques riparios, la guardatinaja construye su madriguera en el borde de pequeños caños y riachuelos que son afluentes de cauces como el río San Juan. Aunque el ámbito de hogar no es de considerable tamaño, la comunicación genética entre poblaciones es esencial para la subsistencia de la especie. La construcción de una carretera significa una barrera física casi total para que las poblaciones al norte y al sur de ésta puedan comunicarse entre sí, favoreciendo los procesos de erosión o degradación genética. El incendio está acabando con todo a su paso, brigadistas que se han podido acercar al siniestro señalan que han podido escuchar los chillidos de los animales atrapados y quemándose. Las labores para controlar y apagar el fuego se dificultan por el denso humo, el ingreso al bosque se imposibilita por el mismo fuego que arde y por las brasas. Hasta ayer jueves el incendio había devorado al menos 3 mil hectáreas de bosques. La reserva Indio Maíz se localiza en la esquina sureste del país, bordeando el Río San Juan y tiene 3,180 kilómetros cuadrados de extensión.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!