Senadores estadounidenses reafirman su compromiso con el pueblo de Nicaragua

Los senadores estadounidenses Marco Rubio, Bob Menendez, Ted Cruz, Bill Nelson, David Perdue,Tim Kaine, Dick Durbin, y Mike Lee, presentaron hoy una resolución bipartidista reafirmando el compromiso de los Estados Unidos de responsabilizar al régimen de Daniel Ortega de los actos de violencia perpetrados contra el pueblo nicaragüense y pidiendo que el gobierno de Nicaragua ponga fin a las prácticas represivas de sus fuerzas de seguridad.

Dar clic para ver el documento de la resolución. 

Estos son los puntos de la resolución:

  1. Condena la violencia perpetrada contra los ciudadanos de Nicaragua por el régimen de Ortega y los grupos armados irregulares afiliados.
  2. Llamamos al Gobierno de Nicaragua para que ponga fin a las prácticas represivas de sus fuerzas de seguridad y promulgue reformas constitucionales y legales para proteger mejor a sus ciudadanos.

  3. apoya los esfuerzos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos para llevar a cabo una investigación creíble e independiente sobre el asesinato de al menos 178 manifestantes.

  4. Alienta al Gobierno de Nicaragua a que se comprometa a entablar negociaciones con representantes de la Iglesia Católica, la sociedad civil, el movimiento estudiantil, el sector privado y la oposición política para poner fin a la actual crisis política, lo que debería incluir el compromiso de celebrar elecciones anticipadas que cumplan las normas democráticas e incluyan la observación internacional.

  5. Insta a la comunidad internacional a denunciar las violaciones de los derechos humanos y la violencia perpetrada contra el pueblo nicaragüense por el régimen de Ortega.

  6. Hace un llamado al Presidente de los Estados Unidos para que ejerza las autoridades incluidas en la Global Magnitsky Human Rights Accountability Act (subtítulo F del título XII de la Ley Pública 114-328; 22 U. S. C. 2656 nota) para imponer sanciones con respecto a cualquier persona que:

(A) Sea responsable de ejecuciones extrajudiciales, tortura u otras violaciones graves de los derechos humanos en Nicaragua.

(B) O sea responsable o cómplice en ordenar, controlar o de otra manera dirigir actos de corrupción significativa en Nicaragua.