Zoilamérica Ortega Murillo habla sobre la situación de Nicaragua

Periodista Jorge Linhares junto a Zoilamérica

El periodista brasileño Jorge Linhares entrevistó en exclusiva a Zoilamérica Ortega Murillo, hija de Rosario Murillo e hijastra de Daniel Ortega, la pareja dictatorial que ha hundido a Nicaragua en una represión que ha dejado más de 285 muertos.

Esta es la entrevista íntegra:

Jorge: ¿Cómo estás viendo toda esta situación desde el día 18 der abril hasta hoy?

Zoilamérica: Esta situación nos ha conmovido, el hecho de que estemos viendo un episodio de la historia tan parecido al que ya hemos vivido no es justo para nosotros como país. Sentirnos defraudados y llegar al extremo de reconocer que estamos bajo un genocidio. La Nicaragua que estamos viendo es una Nicaragua valiente, una Nicaragua decidida y no podemos permitir que la represión nos calle, que imponga una salida a la crisis que no es la que nosotros anhelamos en nuestras conciencias, que una situación negociada para salir de la crisis nos arrebate otra vez la dignidad.

Jorge: Si tu pudieras llamar a tu madre y decir algo para ella ¿Qué dirías?

Zoilamérica: Yo no tengo palabras porque el pueblo nicaragüense está hablando por mí. Yo haría exactamente lo mismo que las personas en los tranques, diría lo mismo que dice doña Chica, diría lo mismo que dicen los muchachos del Movimiento 19 de Abril. Creo que a estas alturas todos los nicaragüenses estamos hablando a una misma voz, que Daniel Ortega ya no es capaz, y Rosario Murillo no tienen bajo ninguna circunstancia posibilidades de considerarse una autoridad en el país, la voluntad del pueblo tiene que ver con que ellos ya se vayan.

Jorge: ¿Tienes algunas otras palabras que tengas que decir al pueblo nicaragüense?

Zoilamérica: Que ninguna adversidad sea algún factor para que nos roben la esperanza, estamos en el proceso de transformar nuestro país. El cambio viene, es inevitable, y por más difícil y complicado que sean las circunstancias podemos hacerlo.

Zoilamérica vive en Costa Rica con su esposo, Carlos Ariñez Castel, y sus tres hijos. Salió de Nicaragua el 29 de junio de 2013 y no ha regresado hasta ahora. En 2016 acusó a Ortega de haberla abusado sexualmente desde que ella tenía 10 años de edad.