Policía detiene a dos costarricenses y cancillería pide aclaración a Nicaragua

Eduardo Mora Arana, de 34 años, y su papá, Eduardo Mora B...

El Ministerio de Relaciones Exteriores pidió cuentas a Nicaragua por la detención de dos ciudadanos costarricenses en Managua.

Se trata de un hijo y su padre: Eduardo Mora Arana, de 34 años, y Eduardo Mora Báez, de 64 años, quienes poseen doble nacionalidad y residen en Nicaragua.

El joven está detenido en El Chipote, desde donde han salido numerosos testimonios de tortura.

"Según lo que tenemos reportado son nicaragüenses con nacionalidad costarricense. Estamos en el proceso de pedirle al Ministerio de Gobernación de Nicaragua que permita el acceso a El Chipote y que nos confirme la detención de este ciudadano que tiene las dos nacionalidades", confirmó Eduardo Trejos, embajador de Costa Rica en Nicaragua.

Consuelo Mora, prima del joven, relató que Mora Arana fue detenido al final de la tarde del jueves por la Policía, la cual lo trasladó a El Chipote.

El padre, al enterarse de lo ocurrido, fue a buscar a su hijo a la cárcel, pero la Policía lo llevó de vuelta a la casa de ambos, para hacer una inspección, y desde entonces pasaron varias horas sin que los familiares supieran nada de él.

Según el relato de Consuelo Mora, fue hasta la tarde de este viernes que la familia logró ubicar al señor, en una estación de Policía en Managua. A este momento, ni los familiares de ambos ni el gobierno de Costa Rica tienen clara su situación jurídica.

La familiar manifestó que, luego de las horas de incertidumbre, haber dado al menos con la ubicación de sus parientes les da un poco de tranquilidad.

"Lo único que se sabe es que están ahí, que es una buena noticia para Nicaragua ahorita, porque a muchos jóvenes la Policía se los lleva y los desaparecen", dijo Mora Benard.

Mora Báez fue vicecónsul de Costa Rica en Managua durante el gobierno de Rafael Ángel Calderón.

El cónsul Óscar Camacho es el encargado de dar acompañamiento a los dos ciudadanos.

Nicaragua permanece sumida en una situación convulsa, en la que opositores exigen la salida del poder del presidente Daniel Ortega. Ha habido más de 300 muertos en dos meses y medio de protestas contra el gobierno.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ