Obispos y sacerdotes llegan a la Catedral de Managua para orar tras la agresión que recibieron en Diriamba

Ante la agresión que recibieron este lunes por parte de turbas orteguistas, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y el Nuncio Apostólico Waldemar Stanilaw Sommertag en la Basílica de Diriamba, estos a su regreso a Managua, llegaron a la Catedral Metropolitana para orar tras estos enfrentamientos. 

"Hemos ido para acompañar a nuestros hermanos sacerdotes de Diriamba y Jinotepe, sin embargo hemos sentido esa acción, dura, fuerte y brutal contra nuestros sacerdotes. Nunca habíamos visto algo así en Nicaragua y verdaderamente es triste. (...) Hemos ido a las parroquias no para hacer violencia sino para consolar a nuestros sacerdotes, para acompañarlos en el sufrimiento, sin embargo hemos recibido esa agresión y todos hemos sufrido por Cristo", dijo el Cardenal Leopoldo Brenes. 

Las turbas ingresaron al templo a la fuerza y armados comenzaron a agredir y golpear a los obispos, y periodistas de medio independientes. Estos lograron salir del templo escoltados hasta la entrada de la ciudad por dos patrullas de la Policía Nacional.

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ