Periodista de 100% Noticias narra agresión en su contra por turbas orteguistas en Diriamba

Jackson Orozco resultó con la nariz fracturada luego de que paramilitares lo golpearan salvajemente mientras hacia cobertura periodística.

Con un doble trazo de fractura en el hueso de la nariz, así quedó nuestro periodista Jackson Orozco, luego de ser agredido por paramilitares la mañana de ayer lunes en la Basílica de San Sebastián en Diriamba, Carazo. Los obispos de la Conferencia Episcopal, Nuncio apostólico y periodistas de medios independientes también resultaron agredidos.

"Desde que llegamos fuimos asediados por las turbas, de inmediato cuando me reconocieron empezaron a ofenderme y a vociferar en contra de don Miguel (director de 100% Noticias) y el personal del canal. No dejaban de golpearme por la espalda y en la cabeza, yo ni pude describir lo que pasaba", comentó Jackson Orozco en el programa 100% Entrevista. 

Como consecuencia de la brutal golpiza, el periodista resultó con su nariz fracturada y en los próximos días los médicos verán si amerita una cirugía. 

"Durante el suceso me sentí bastante tensionado y preocupado, porque pensé que no íbamos a poder salir vivos de la basílica, de pronto miré a las autoridades de la iglesia, y vi que ellos también fueron objeto de agresión, la verdad que me esperaba lo peor", expresó Jackson Orozco. 

Orozco además narró cómo fue el momento en que los paramilitares lo atacaron y que sus intenciones eran secuestrarlo. "Un paramilitar me dijo: "Ah, vos sos Jackson Orozco, el responsable de la quema en Radio Ya", y me empezó a ofender, luego me golpeó en la nariz, mientras otros me agarraban por detrás. Cuando me comienza a sangrar la nariz, ellos (paramilitares) se sorprendieron y me dijeron que me iban a llevar a un puesto médico, yo le dije que no me iba con ellos, la misión de ellos eran secuestrarme".

Asimismo manifestó que al salir de la Basílica, su camarógrafo fue despojado de la cámara de transmisión. Esta es la tercer cámara de video que es robada a 100% Noticias y es valorada en 25 mil dólares.

"Emocionalmente me golpeó, porque nunca pensé que llegaríamos a este extremo en Nicaragua, yo siempre miraba que la violencia contra los periodistas era en México,Honduras y en otros países, pero nunca pensé que en Nicaragua iba a pasar esta agresión", dijo.

El periodista además dijo que se dio cuenta de la magnitud de la agresión cuando entró a la Basilica y vio la camisa ensangrentada. 

Según Orozoco, el embajador del papa Francisco en Nicaragua, Waldemar Stanilaw Sommertag quien también fue agredido por las turbas orteguistas, llamó a la presidencia para que les garantizaran la protección de sus vidas. Inmediatamente se presentó el jefe departamental de la Policía Nacional, para resguardarlos hasta la salida de Diriamba.

"Llamo a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, que tomen nota de esto, porque nuestra seguridad está en Dios, pero no debemos olividarnos que estamos en esta tierra y estamos expuestos a cualquier violencia y le decimos a la ONU y CIDH que la situación como medio de comunicación es contra de 100% Noticias", finalizó Jackson.