Carta abierta del pueblo nicaragüense a Daniel Ortega

Daniel; hoy amanecimos conmovidos; hoy has perdido lo que te quedaba de Nicaragua. ¿Qué va a inventar Moncada ahora? Cómo vas a justificar todo lo que hiciste ayer?

Cada vez que la loca de Rosario te engancha en una travesía de medir fuerzas, te muestras más débil. Masaya te recibió a puertas cerradas, el desprecio de tu gran bastión te sacó lleno de ira y de rabia rumbo a Managua; te despidieron a morterasos; Monimbó te dijo a morterazos ¡FUERA DANIEL! ¡FUERA ROSARIO!

Dejaste orden de acabar con Masaya; de destruir Monimbó, ordenaste destruir y no dejar rastro de los chavalos acuartelados en la UNAN, pero Monimbó replegó a tus fuerzas y ni con RPG7; Ni RPG22; ni granadas; ni todo ese armamento de guerra pudiste con las bombas de mecate; con las bomas artezanales que un día te llevaron al poder; porque la diferencia entre tu lucha y la nuestra es, la JUSTICIA y donde hay JUSTICIA está DIOS. ¿Lo comprendés ahora?

Ese Dios que mencionás retóricamente tampoco está de tu parte; también te ha cerrado las puertas; también rechaza tus decisiones inhumanas.

Entonces tu derrota en Monimbó fue vengada con chavalos cuyas convicciones son más fuerte que tu policía corrupta; que tus paramilitares delincuentes; que tu ejército solapado.

Anoche y hoy el mundo entero sigió tus pasos en las redes; vimos en vivo la "película" que superará el horror del nazismo y de Mussolinni.

No te digo que Dios te perdone, porque tus pecados no tienen perdón. No te digo que el pueblo te perdone, porque el pueblo no te perdonará jamás. Que tus descendientes te perdonen por hacerlos cargar el estigma de tu sadismo; el estigma de ser la "ESTIRPE SANGRIENTA".

Hoy 14 de Julio del 2018 el mundo entero te repudia.