Leiva reportó que hay mucha presencia de francotiradores en este momento y que los paramilitares en su recorrido por la ciudad ametrallan las viviendas.

Alrededor de 1.500 hombres armados, están desplegados en toda Masaya, estos no dejan entrar ni salir a los ciudadanos y generaría "apocalipsis de derramamiento de sangre", alertó ANPDH.

Completamente sitiada y bajo ataque amaneció la ciudad de Masaya por fuerzas combinadas de antimotines, fuerzas de choque, palas mecánicas y paramilitares, confirmó Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) a 100% Noticias.

Alrededor de 1.500 hombres armados, están desplegados en toda Masaya, estos no dejan entrar ni salir a los ciudadanos y generaría "apocalipsis de derramamiento de sangre", alertó ANPDH.

"S.O.S derechos humanos, la situación es una profunda violación de derechos humanos, nadie puede salir, y entrar, no tenemos accesos a la posibilidad de crear condiciones humanitarias de atención. Hay disparos en la calle Salesiano, Países bajos, están ingresando por todos los costados de la ciudad de Masaya", dijo desesperado Leiva.

Según Leiva, los paramilitares ahora están identificados con camisas de color azul, y se trasladan en ambulancias del Ministerio de Salud.

Asimismo, hizo un llamado al Gobierno de Daniel Ortega, para que detenga esta embestida, que solo dejará más sangre inocente de hermanos nicaragüenses.

"Yo quiero hacer una llamada al mundo, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH), Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH), pastores, Policía Nacional y Gobierno de Nicaragua que por favor detengan esta masacre que se está desarrollando en la ciudad de Masaya, con mayor incidencia en Monimbó. Esto solo puede seguir derramando sangre innecesaria, la situación es grave en Masaya, pedimos que los niños adolescentes, mujeres y toda la ciudadanía reguarde su vida", expresó Leiva.

A través de Twitter, monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, denunció el ataque del que está sometida nuevamente la ciudad de las flores.

Por su parte el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, advirtió al Gobierno de Ortega que los actos de violencia solo le conduciran a sanciones.

"El gobierno repitió actos de violencia y la represión sólo conducirá a un mayor aislamiento y sanciones¡Deben detener inmediatamente este genocidio! @silviojbaez @DiocesisdeMat #SOSNicaragua".

El cardenal Leopoldo Brenes,recomendó a las familias de Masaya a refugiarse en sus viviendas y evitar más derramamiento de sangre.