"Interrumpieron el sueño de mi hija", dice madre de estudiante muerta

La enfermera jubilada María José da Costa, habló en exclusiva en el portal OP9 sobre su única hija.

María José da Costa, de 55 años, de edad, es la madre de la joven estudiante de medicina, Raynéia Gabrielle Lima, asesinada a tiros en la noche del domingo 23 de julio en Managua. María, quien es enfermera jubilada habló de su única hija, en exclusiva con el portal brasileño OP9.

Según María, Raynéia volvería a Brasil tan pronto como terminara la residencia. "Ella quería volver el año que viene, a más tardar en junio, cuando terminara la residencia. Más de una vez me comentó sobre el miedo que sentía allí (Nicaragua). Dice que la gente no quería salir de casa a causa de la situación. "Pasé casi cuatro años sin ver a mi hija y ahora voy a volver a verla en un ataúd", lamenta la madre de la joven Raynéia quien nació en el estado de Pernambuco, Brasil.

Raynéia llegó a visitar dos veces a su madre en Garanhuns, pero desde diciembre de 2014 que no volvía a Brasil.

Raynéia intentó estudiar medicina en Pernambuco, como no consiguió la aprobación y la mamá no podía pagar, entonces Raynéia se fue a Nicaragua en enero de 2013, después de casarse. El ex suegro de la joven trabajaba en la constructora Odebrecht en el país y de ahí surgió la idea de cursar medicina allí. Después de dos años, ella se separó y actualmente tenía un novio, de quien estaba acompañada en el momento en que su vehículo fue rafagueado.

La jubilada explica que Raynéia se mudó a Nicaragua sólo para estudiar y nunca se involucró en las manifestaciones que están ocurriendo en el país. "Ella quería sólo estudiar, pasaba todo el tiempo en la universidad y en el trabajo. Varias veces ella me dijo que estaba cansada, porque el turno era muy pesado y ella pasaba las noches estudiando. Interrumpieron el sueño de mi hija", dijo la madre de Raynéia.

María crió a Raynéia sola, después de separarse del padre de la joven, cuando ella tenía tres años. "Nunca me dio dolores de cabeza. Era una gran hija. Ella recuerda que se sacrificó mucho para ver a la única hija formada. "Yo trabajaba mucho, varias veces dejé de comprar cosas para mí, para que ella pudiera tener una buena base en la educación".

María comenta que desde pequeña la hija quería ser médico. "Cuando ella tenía cinco años decidió que quería ser médica. Recuerdo que una vez cogió una revista con un diseño de corazón y me dijo: "mamá, voy a ser doctora de corazón".

"No puedo aceptar lo que pasó. El que ha hecho tendrá que pagar por ello, sea el gobierno o cualquier otra persona. Nadie ha venido a hablar con nosotros, todavía no sabemos de nada ", dijo María. 

La estudiante de Medicina, Raynéia Gabrielle Lima, fue asesinada de un disparo en el toráx por paramilitares en el sector de la Universidad Americana (UAM), según informó a 100% Noticias un amigo de la joven. 

Raynéia fue auxiliada por su pareja quien la sacó del carro y la subió a otro vehículo para trasladarla al hospital Militar, donde lamentablemente falleció producto de un paro cardíaco cuando estaba siendo intervenida quirúrgicamente.

La Policía Nacional emitió un comunicado refiriéndose al asesinato de la estudiante brasileña, en el cual señala a un guarda de seguridad como el responsable del fallecimiento.

Ministerio de Relaciones Exteriores condena la muerte

El ministerio de Relaciones Exteriores divulgó un comunicado este martes condenando la muerte de la joven.

"El gobierno brasileño recibió con profunda indignación y condena la trágica muerte ayer, 23 de julio, de la ciudadana brasileña Raynéia Gabrielle Lima, estudiante de Medicina en la Universidad Americana en Managua, golpeada por disparos en circunstancias sobre las que está buscando aclaraciones ante el gobierno nicaragüense . En este momento difícil, extiende su solidaridad y expresa sus más sentidas condolencias a la familia de la joven.

Ante el ocurrido, el gobierno brasileño vuelve a condenar la profundización de la represión, el uso desproporcional y letal de la fuerza y ​​el empleo de grupos paramilitares en operaciones coordinadas por los equipos de seguridad, según lo constatado por el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua instalado para implementar las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Al repudiar la persecución de manifestantes, estudiantes y defensores de los derechos humanos, el gobierno brasileño vuelve a instar al gobierno de Nicaragua a garantizar el ejercicio de los derechos individuales y de las libertades públicas. El gobierno brasileño exhorta a las autoridades nicaragüenses a que hagan todos los esfuerzos necesarios para identificar y castigar a los responsables del acto criminal", se lee en el comunicado.