Policía hostiga a familia diriambina

Uno de sus hijos se encuentra detenido injustamente y otro fue secuestrado por paramiliares. Su paradero se desconoce.

El joven Vidal Canizales Hernández, de 21 años, de edad, fue detenido de manera arbitraria el pasado 27 de julio, cuando se encontraba en su casa. Su familia denuncia esta detención ilegal, y exige que lo dejen en libertad. A Vidal la Policía se lo llevó detenido por haber supuestamente participado en las barricadas en Diriamba, Carazo.

"El primero de agosto me lo llevaron a la audiencia inicial y me lo acusan de varios delitos entre ellos, crimen organizado, terrorismo, tenencia ilegal de armas y secuestros. Yo fui a la CPDH a denunciar las anomalías e injusticias que le están haciendo a mi hijo", dijo Aida Luz Hernández, madre del joven.

Según Aida, el joven fue llevado a una Estación Policial en Jinotepe, en donde está siendo torturado. "La esposa de él (Vidal) pudo constatar que lo están golpeando porque mi hijo le enseñó golpes que anda en su cabeza".

Para Oswaldo Canizales, padre de Vidal, la Policía ha estado acosando a su familia, porque este tiene un taller metalúrgico y es acusado de hacer morteros para las protestas en contra de Daniel Ortega.

"Esto es una arbitrariedad la que hizo la Policía de venir dos veces a mi casa, sin orden judicial, a acusarme de cosas que yo no he hecho, me llevaron a la Policía y me tomaron fotos. Me dijeron que me iban a acusar por estar haciendo morteros solo porque tengo un taller. En una segunda vez que vinieron los policías, estaba trabajando con mi hijo y por puro gusto se lo llevaron. Mi hijo es inocente y lo vamos a demostrar", expresó Oswaldo.

La familia Canizales Hernández además de estar viviendo la angustia de que su hijo esté preso y señalado de varios delitos, desde el pasado 12 de julio, no saben del paradero de su otro hijo, Jeison Canizales de 24 años, quien fue secuestrado por paramilitares y hasta la fecha, la Policía no da información de su paradero.