Diputados ticos se oponen a enviar embajador a Nicaragua

Mauricio Herrera y Carmen Muñoz candidatos a embajador en...
100% Noticias

Diputados de cuatro agrupaciones políticas en Costa Rica están en contra de que el gobierno de Carlos Alvarado envíe un nuevo embajador a Nicaragua, en momentos en los que la crisis en el país está lejos de apaciguarse, más bien se agudiza y crece el número de personas muertas.

Legisladores de Liberación Nacional (PLN), Restauración Nacional (PRN), Unidad Social Cristina (PUSC) e Integración Nacional (PIN) creen que el Poder Ejecutivo no debe enviar a pedir el beneplácito para un embajador, sino más bien mantener a un encargado de negocios, al igual que en Venezuela, donde también hay una crisis política y humanitaria.

El beneplácito es un visto bueno que el país donde va el embajador designado tiene que dar en señal de aprobación de esa persona.

La posición de los legisladores es congruente con la expresada este lunes por embajadores de la carrera diplomática y analistas internacionales.

El diputado del PRN, Jonathan Prendas aseguró que Costa Rica no debe de enviar a pedir el beneplácito para el nuevo embajador en Nicaragua y tomarse el tema con más calma y paciencia.

Para el legislador, postergar el envío de un representante diplomático es una muestra enérgica de que el país está en contra de las violaciones a los derechos humanos en la nación vecina.

“Costa Rica debería tomarse con mucha paciencia el envío de un nuevo embajador. El gobierno debe ser más enérgico no solo con pronunciamientos, sino con acciones como no mandar un embajador para repudiar las muertes de centenares de personas inocentes. Esperamos que el gobierno no envíe, de momento, a ningún embajador a un país donde no se respeta la democracia”, dijo Prendas.

La diputada socialcristiana y secretaria de la comisión de Asuntos Internacionales del Congreso, María Inés Solís, aseguró que el gobierno debe ser prudente, pues además de la muerte de personas inocentes en Nicaragua, la crisis está afectado la economía nacional, al no poder trasegar con normalidad los productos de los exportadores.

La legisladora cree que, al igual que en Venezuela, el gobierno debe mantener solo un encargado de negocios.

“Es momento de prudencia, sobre todo porque nos estamos viendo afectados como país desde el plano económico. No es el momento político adecuado para mandar un nuevo embajador, sino que, al igual que en Venezuela mantener a un encargado de negocios”, dijo Solís.

Walter Muñoz, jefe de fracción de Integración Nacional, coincidió con sus compañeros diputados y subrayó que no es el momento político más idóneo para enviar un nuevo embajador ante el gobierno de Daniel Ortega.

El legislador recomendó más bien que en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde Costa Rica tiene la presidencia del Consejo Permanente hasta octubre, se deben de impulsar medidas que busquen poner un alto a la crisis y la muerte de civiles.

“No debemos, como país congraciarnos con el gobierno de Ortega y mandar un nuevo embajador. Costa Rica debe tener a un encargado de negocios y en el seno de la OEA impulsar acciones más contundentes que busquen una solución”, dijo Muñoz.

El liberacionista Luis Antonio Aiza cree que el gobierno debe ser “cauteloso” y no enviar embajador a Nicaragua hasta que la situación política “mejore”.

“No es el momento adecuado para ponernos a pedir el beneplácito de un nuevo embajador. El gobierno debe ser más cauteloso y meditar bien la situación. Un encargado de negocios, al igual que en Venezuela, es lo más idóneo en momentos en los que ya se reportan más de 400 muertos en la nación vecina”, dijo Aiza.

Contrario a estas cuatro fracciones legislativas, solamente el partido oficialista, Acción Ciudadana y el Frente Amplio abogan por el envío de un embajador a Nicaragua en momentos de crisis.

El pasado jueves en declaraciones a CRHoy la vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, dijo que esta semana el gobierno solicitará el beneplácito para el nuevo embajador.

A pesar de la oposición de estas fracciones legislativas, el gobierno de Carlos Alvarado se debate enviar como embajador a Nicaragua entre el exministro de Comunicación, Mauricio Herrera, y la exviceministra de Gobernación y Policía, Carmen Muñoz.

Este lunes por medio de un correo electrónico la Cancillería dijo que “evalúa el perfil idóneo para ocupar el cargo de embajador de Costa Rica en Nicaragua”.

En el mismo correo señaló que “mientras tanto”, el ministro consejero, Carlos Bonilla ha quedado como encargado de Negocios y el diplomático Óscar Camacho, como cónsul general.

“Para el Gobierno de Costa Rica la figura del señor cónsul es fundamental, en medio de la tensa situación que vive Nicaragua, por la atención de los costarricenses radicados en ese país y las solicitudes de visa que se han realizado tanto en el Consulado de Managua, como en el de Chinandega”, dijo la Casa Amarilla.

Diplomáticos y expertos insisten en que “no es buen momento”

Embajadores de la carrera diplomática y especialistas en política exterior consultados por CRHoy concuerdan en que las condiciones políticas actuales no son las más idóneas para pedir el beneplácito para para un nuevo embajador al gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Además de la fría relación que se mantiene con el régimen de Ortega y Murillo, este sigue viendo a Costa Rica como su enemigo. Hace pocos días, Ortega dijo a CNN que la conspiración para sacarlo del poder “se extiende desde Florida hasta Costa Rica”. Deberíamos pedir formalmente una explicación y disculpas al Comandante Ortega antes de solicitar un beneplácito. Esto porque, aunque se vean como frases sueltas, la lectura correcta indica que sectores del orteguismo estarían dispuestos a involucrar a nuestro país en su conflicto interno”, dijo el embajador Javier Sancho, quien estuvo en Nicaragua entre 2012 y 2016.

Rodrigo Carreras, también embajador de carrera que estuvo en Nicaragua comparte la posición de Sancho.

“Yo pienso que en la actual coyuntura debieron dejar en Nicaragua al embajador Trejos con trabajos recargados. Independiente del funcionario, no es conveniente al interés nacional ni al apoyo que requiere la embajadora Rita Hernández quien preside el Consejo Permanente en la OEA, que el presidente, Carlos Alvarado, le envíe una linda carta a Ortega llena de frases lindas protocolarias, pidiendo acreditar un nuevo embajador, mientras asesinan a la población”, dijo Carreras.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO