Bosco Matamoros descarta sanciones para los hijos de Ortega

Bosco Matamoros
Jackson Orozco

El ex embajador de Nicaragua, Bosco Matamoros descartó las sanciones bajo la Ley Global Magnitsky para los hijos de Daniel Ortega y Rosario Murillo, “porque no existen condiciones en razón que Washington sigue esperando señales de la OEA con Ortega”.

Este martes, se supo que congresistas estadounidenses presentarían un documento al Departamento de Estado con cuatro nombres más del gobierno para ser sancionados por la Ley Global Magnitsky. Encabezan la lista Laureano Ortega, Juan Carlos Ortega de TN8 y Difuso; además de Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional; y Sonia Castro, Ministra de Salud.

“Yo no miro que existan condiciones para que se le aplique ese tipo de sanciones a miembros de la familia presidencial. En el Congreso norteamericano pueden circular muchas iniciativas. Lo que se está hablando ahí es una carta dirigida al presidente. Los Estados Unidos es una gran potencia y tiene instrumentes a su alcance para ponerle presión a los gobiernos, y en esta etapa se está entrando en un proceso de negociaciones estratégico, delicado, como es la visita del secretario Almagro aquí en Nicaragua, en donde se espera que se defina un entendimiento para el actuar de esta Comisión Especial. Segundo, que se reinicie el diálogo en un contexto constructivo en donde se negocie con la voluntad de alcanzar resultados políticos. Ese es el tema que se está persiguiendo en Washington con particular atención”, opinó Matamoros.

El ex diplomático, afirmó que para Estados Unidos es más estratégico ir por esa vía que sancionar a miembros de la familia presidencial.

“Yo no miro que la aplicación de sanciones a una o dos personas miembros de una familia sea una acción estratégica, por lo tanto lo descarto”, vaticinó.

Al respecto, Violeta Granera, presidenta del Frente Amplio por la Democracia (FAD), comentó que, “aquí van a venir sanciones bien fuertes, que las necesitamos y que las celebramos, porque dictaduras como la de Ortega se ha llevado las palmas de las dictaduras de los últimos años de América Latina”.