No hay condiciones para compra de “bonos de estabilidad financiera” que emitirá el gobierno

Economista Nestor Avendaño
Jackson Orozco

El gobierno de Ortega envió a la Asamblea Nacional el ante proyecto de ley de creación de los “bonos de estabilidad financiera”, para que sea tramitada con carácter de urgencia por la crisis económica que atraviesa el país.

Los bonos serán denominados en dólares y pagaderos en córdobas al tipo de cambio oficial a plazos de hasta 25 años.

El plazo y la tasa de interés serán determinados por Hacienda y se colocarán de forma directa o por medio de subasta.

Al respecto, el economista Néstor Avendaño no ve condiciones para que los inversionistas compren estos “bonos de estabilidad financiera” como lo propone Ortega, y por ello sugiere una salida política para encontrar la solución a la crisis económica que atraviesa Nicaragua.

“Esa iniciativa de ley responde a problemas que se han provocado con la grave crisis política. Cuál es ese impacto, la desconfianza en los agentes económicos (…) Un inversionista se preguntará ‘y en el largo plazo cuál va a ser el régimen cambiario en este país’, ‘cómo estará la inflación’. Se levanta una serie de interrogantes que ponen en riesgo la inversión financiera, es bastante indeterminado el plazo largo en materia cambiaria e inflacionaria, por consiguiente, ¿podrá alguien comprar un bono de estabilidad financiera? Mi respuesta sería no”, explicó el economista.

Según el Gobierno orteguista, estos Bonos de Estabilidad Financiera servirán de respaldo “de las líneas de asistencia financiera otorgadas por el Banco Central de Nicaragua a favor de las instituciones financieras supervisadas por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, así como de la cobertura de los depositantes de conformidad a lo que establece el Fondo de Garantía de Depósitos”, revela la iniciativa de ley.