Médico despedido: Gobierno está atentando contra la salud de la población

Dr. José Luis Borge Rayo
Leticia Gaitán

El Urólogo José Luis Borge Rayo quien fue despedido del Hospital Antonio Lenin Fonseca sostiene que, con el despido de varios especialistas en los hospitales públicos del país, se deja a la buena de Dios a todos los pacientes que padecen enfermedades como cáncer de próstata y pene, así como cáncer en la vejiga entre otras.

“El 80% de pacientes oncológicos están quedando sin resolución y cuando despiden a un recurso que tiene buena formación para resolver esos problemas, entonces prácticamente estarías condenando a la gente a la buena de Dios, a esperar la muerte”, expresó el doctor.

Además, la carga de pacientes aumentará debido al despido. En el hospital Lenin solo existían seis urólogos, quedan cinco multiplicándose la carga; además, muchos pacientes ya tenían operaciones programadas esto también es afectado.

“Normalmente la consulta externa es de 120 pacientes por día, lo cual crea una sobrecarga de trabajo para todos los médicos especialistas, tanto es así que el tiempo que le dedicamos a un paciente que es de 15 minutos, ahora será menor tiempo (…) Un médico tiene aproximadamente 20 pacientes para cirugía mensuales, eso significa que se crea una sobrecarga de cirugías para el resto de los pacientes que quedan… Cada vez que se despide a un médico especialista, no solo se despide al recurso humano, sino que se pierde años acumulados de experiencia. Ahorita hay 135 médicos que han sido despedidos, eso significa 1,300 años de estudio lo que tiraron a la basura”, destacó el especialista.

Borge Rayo agregó que los médicos que han sido despedidos han puesto su denuncia y demandas de reintegro en el Ministerio del Trabajo, porque no existe causa real para su despido.