Testigo clave en caso de Gahona: “Antimotín chaparrito tiró la bala”

El 21 de abril Gahona daba cobertura a los daños a la Alcaldía Municipal en Bluefields, luego de un enfrentamiento, en el momento en que le dispararon
Tomado de Facebook

De acuerdo a un reportaje presentado por la radio La Costeñísima, un testigo clave –que la Policía ni la Fiscalía han querido entrevistar- afirmó que quien disparó al periodista Ángel Gahona fue un “antimotín chaparrito”.

El 21 de abril Gahona daba cobertura a los daños a la Alcaldía Municipal en Bluefields, luego de un enfrentamiento, en el momento en que le dispararon. Él transmitía en vivo a través de Facebook.

“La Policía se acercó, un chaparrito tiró la bala y le pegó a (Ángel) Gahona y comenzamos a gritar y pedimos ayuda para que lo ayudaran, era un antimotín chaparrito”, expresó el testigo a La Costeñísima.

Estas declaraciones reafirman la postura de los familiares de Gahona, que señalan a la Policía como los responsables de la muerte del periodista. Sin embargo, la Fiscalía ha procesado a los jóvenes Glen Slate y Brandon Lovo.

La acusación dice que presuntamente Brandon Lovo disparó con un arma hechiza, a una distancia de 69 metros, contra la víctima Ángel Gahona, mientras el informe de balística indica que el tirador al momento de realizar el disparo contra Gahona se encontraba a 74.90 metros de distancia.

Amy García, abogada defensora de Lovo, declaró que un arma hechiza no puede tener el alcance para matar a una persona, a como lo expresa la Fiscalía.

Por su parte, el investigador de seguridad y crimen organizado, Roberto Orozco, expresó a La Costeñísima que “no hubo una prueba pericial balística que determine realmente el ángulo, la dirección que explique la balística de la escopeta”.

“Yo que veo es un patrón político y para mí el patrón político que se está instaurando con el caso de Ángel Gahona es sentar un precedente para todos los juicios que va haber en contra de los manifestantes, y cuál es, condenarlo sin pruebas”, agregó Orozco.

Con información de La Costeñísma