Rechazar al gobierno orteguista es un "golpe sacrílego", dice Murillo

Foto: AP

Rechazar al Gobierno de Nicaragua es un "golpe sacrílego, pecaminoso", dijo este viernes Rosario Murillo, en su comunicación diario a los medios oficialistas, en referencia al rechazo nacional e internacional por mandar a reprimir y matar al pueblo de Nicaragua.

Murillo insiste que todo se trata de un “intento frustrado de golpe de Estado”, y se refirió de forma despectiva a quienes supuestamente lo han planificado.

"Sólo ellos, los puchos, los chingastes, la poquedad, pero siguen apostando, planificando inestabilidad, dificultades, ellos, los que han promovido y financiado las acciones del golpe clasista, terrorista y criminal, el golpe sacrílego, pecaminoso", dijo Murillo.

El mensaje de Murillo desató burlas en redes sociales, ya que en cada marcha y manifestación el desborde de ciudadanos que exigen la salida de Ortega y Murillo del poder es notorio. Las marchas y plantones aglutinan a miles de nicaragüenses que asisten por decisión propia, al contrario de lo que ocurre con las marchas del gobierno, donde obligan y amenazan a los empleados del Estado a ir a sus actividades, y pagan a otros.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua de "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias", lo que Ortega ha negado.