Jerry Zapata, un preso político más de Daniel Ortega

Zapata fue detenido el domingo cuando participaba de la caravana a Masaya. La Policía lo acusa de terrorismo y familia rechaza las declaraciones
Tomado de Facebook

Familiares de Jerry Zapata, detenido este domingo cuando participaba en la caravana que se dirigía a Masaya, rechazan la acusación de terrorista que se le ha imputado a Zapata. María Luisa denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos la detención arbitraria de su hermano, del que dijo es trabajador y evangélico.

“Él es una persona honrada. Lo que andaba solo es una bandera azul y blanco, no es delincuente a como lo han puesto”, compartió María Luisa, quien pidió justicia y la liberación de su hermano.

María Luisa al momento de poner la denuncia ante la CPDH. Foto/Elizabeth Romero

De acuerdo a María Luisa, la Policía le robó todas sus pertenencias y hasta la motocicleta que manejaba, que era de la empresa donde labora.

Jerry Zapata, de 36 años, fue presentado ante los medios oficialistas como un integrante de una banda delincuencial que operaba en Masaya y Chontales, y que se le encontró armas de fuego y armas. Sin embargo, su madre rechaza las acusaciones y hasta el vestuario con el que fue presentado por la Policía.

“La policía puede poner de todo porque es lo más peor que podemos tener en Nicaragua”, dijo Zapata, quien agregó que su hijo, el día de la detención, vestía de camisa amarilla y no llevaba ninguna mochila como señala las autoridades.

“Mi hijo es inocente de todo lo que le están acusando. Él tiene su trabajo y es un hombre cristiano”, dijo Juana Zapata, madre de Jerry.

Jerry (izq.) fue detenido el domingo cuando participaba en la caravana cívica hacia Masaya. La policía lo acusa de terrorismo. Cortesía

Para Juana Zapata, que Jerry haya participado en la caravana cívica de este domingo es solo una muestra del apoyo que como joven puede hacer. “Si se ponen a agarrar a toda la juventud que anda ahí (en la marcha) ya no hubiera jóvenes”. 

“Lo que están haciendo en Nicaragua no es justo… Él (Daniel Ortega) está jugando con todos los sentimientos de la juventud”, lamentó.

 “Seguimos viendo cómo se reprime el derecho a la libre circulación. Estos grupos paramilitares en conjunto con la policía siguen haciendo detenciones ilegales y esto es condenable”, subrayó Marcos Carmona, de la CPDH.

La policía, que emboscó la caravana que se dirigía a Masaya, también detuvo a Miguel Ángel González, Kevin Torres y Jenaro Soza Méndez.

“Aquí estamos cansados que se dé esta cacería solo por el derecho de protestar, es una situación de intolerancia por parte el Gobierno… no podemos criminalizar las protestas”, repudió Carmona.