Human Rights Watch pide sesión especial sobre Nicaragua en la ONU

José Manuel Vivanco / Cortesía

Human Rights Watch (HRW) se unió hoy a la petición de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebre una sesión especial sobre Nicaragua y apruebe una resolución que condene las violaciones de los mismos en el país.

"La situación de derechos humanos ha empeorado drásticamente desde que comenzaron las manifestaciones contra el gobierno a principios de año y es urgente organizar una sesión especial que contribuya a los esfuerzos regionales y de la ONU que buscan evitar mayor violencia y abusos en el país", indica una misiva enviada por HRW al Consejo.

La carta va firmada por José Manuel Vivanco, director ejecutivo de HRW para las Américas, y John Fisher, director en Ginebra.

La petición de la organización de derechos humanos es una adhesión a la solicitud que el 18 de julio hicieron más de medio centenar de ONGs de la región.

"El Consejo de Derechos Humanos (de la ONU) debería unirse al coro creciente de voces internacionales y regionales que han condenado los abusos en Nicaragua y convocar urgentemente una sesión especial sobre la crisis de derechos humanos en el país", insiste HRW en su misiva.

Además de la condena de las violaciones de los derechos humanos en una resolución, pide que este llame a las autoridades nicaragüenses a cooperar con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y con los mecanismos que ha puesto en marcha la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), permitiéndoles "acceso irrestricto" a todos los centros de detención y juzgados y brindándoles "información oficial veraz".

Nicaragua atraviesa su peor crisis en décadas. En el marco de las manifestaciones contra el Gobierno de Daniel Ortega, que comenzaron el 18 de abril, han muerto al menos 450 personas, según organizaciones de derechos humanos.