Doctor Vásquez relata cómo fue secuestrado por paramilitares

Vásquez fue apresado el pasado sábado por policías y paramilitares y trasladado al Chipote
José Noel Marenco

El doctor José Antonio Vásquez calificó como “infrahumanas” las condiciones en las que se encuentran los presos políticos en las celdas de Auxilio Judicial, mejor conocido como El Chipote. Vásquez fue testigo de ello luego de que el pasado sábado, policías y paramilitares lo detuvieran en un centro de cafetería.

“La forma de reprimir es que lo están marcando, y con esto me refiero a que están dando seguimiento (a las personas) en las rotondas, plantones, en las marchas”, expresó Vásquez, quien relató que luego de participar en la salida de la caravana, en la rotonda Jean Paul Genie, se dirigió a una reunión con colegas, cuando fue apresado. “No es ningún delito hablar con tus amigos sobre estatus médicos”, dijo Vásquez, especialista en ginecología y obstetricia.

Previo a su arresto arbitrario, la policía rodeó su vehículo para tomarle fotos. “Cuando miré que estaba la policía alrededor de mi vehículo, pensé que podían matarme o meterme preso”. Anteriormente policías ya lo habían intimidado con un AK.

Una vez trasladado al Chipote, su amigo Francisco Ortega se hizo presente en el lugar como abogado defensor. A él también lo detuvieron. “Cuando él llegó diciendo que era mi defensa le dijeron ‘te vamos a dejar preso para que no seas tan solidario”, comentó Vásquez.

Trato inhumano

Una vez en la celda, el doctor Vásquez contó que lo desnudaron y lo interrogaron, comunicándole que lo apresaron porque era un “coordinador, jefe de los movimientos golpistas, que dirige a las masas vandálicas”.

“El estar ahí es inhumano, pero el sentir que degradan tu humanidad, que te esposan y te ponen desnudo, andar en esas condiciones, es inhumano. Es lo que viven nuestros presos políticos”, lamentó.

MÓNICA LÓPEZ BALTODANO: “GOBIERNO ME QUIERE DETENER, CRIMINALIZAR Y JUDICIALIZAR”

Al momento de liberarlo, un oficial le expresó que “tuvo suerte”. “‘Muchos se van y regresan, la vida hay que quererla, hay que conservarla, lo digo como una recomendación’, me dijo (el policía), pero pienso que me amenazó de muerte o que volveré al Chipote”, subrayó.