Preocupante que Ortega le diga a ONU "ustedes están locos yo soy el cuerdo" dice el exdiplomático, Mauricio Díaz

Para el exembajador de Nicaragua en Costa Rica, Mauricio Díaz, la reacción que ha optado Daniel Ortega lo tiene preocupado, porque no considera prudente el llamar “ciegos” a los funcionarios de las Naciones Unidas.

“Decirle esto a las Naciones Unidas es una reacción de paranoia (…) Esta reacción gubernamental me tiene preocupado porque ya es decirle al mundo, ustedes están locos, ustedes están intentando hacerme creer que en Nicaragua es lo que ustedes dicen y no lo que yo digo y así no vamos a volver a la paz”, dijo Mauricio Díaz.

Ante el informe que publicó ayer la oficina de Derechos Humanos de la ONU en dónde denunció que el Gobierno de Daniel Ortega violó los derechos de los nicaragüenses, Ortega no tardó en responderle al organismo y acusarlo de ser "un instrumento de la política de la muerte, del terror y la mentira".

“La recomendación de la ONU le está diciendo al Gobierno de Nicaragua que ponga fin de inmediato al acoso, intimidación, criminalización y cualquier tipo de represalia a las personas que participan en las protestas, asimismo no han percibo ningún intento de golpe de estado”, manifestó Díaz.

Además, le aconsejó a Ortega que, “no podemos seguir jugando a la guerra y dividir el país en dos, entre los orteguistas y no orteguistas, porque es un acto de irresponsabilidad”, dijo Díaz, quien agregó que el deber de cualquier Gobierno es garantizarle al pueblo paz, tranquilidad democracia, desarrollo y felicidad.

Por otro lado, catalogó como ridículo que Ortega invitara en regresar a los miles de nicaragüenses que se fueron buscando exilio a Costa Rica, ya que estos huyeron por miedo a la violencia que se vive en el país.

“Me parece ridículo, no veo a la gente regresando solo porque él está haciendo esa oferta.  Muchos se han ido buscando asilo político o vivir en paz, porque vivir en Nicaragua ya se convierte en una angustia, no sabe con qué se va a topar uno en las calles”.

El exembajador de Nicaragua, además le recomendó a Ortega que pidiera la lista de las personas que emigraron a Costa Rica al Alto Comisionado de Refugiados de Naciones Unidas o a la Organización Internacional para las Migraciones, debido a que ellos son los especialistas en esa materia y no el gobierno costarricense.