Félix Maradiaga: Fuerte derrota a la diplomacia de Ortega en Consejo de seguridad

El solo hecho de que Nicaragua haya llegado a la máxima instancia de la ONU, representa una victoria para el pueblo Nicaragua

La reunión especial que realizó este miércoles el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), fue para el Gobierno de Daniel Ortega una “derrota contundente”, y pone al régimen en graves aprietos. Así lo expresa Félix Maradiaga, director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), quien fue uno de los expositores –junto a Gonzalo Koncke, jefe de gabinete de la Secretaría General de la OEA- y que ve como una victoria para Nicaragua el solo hecho de que el Consejo de Seguridad “escuchara” el caso del país.

El Gobierno de Ortega cabildeó por semanas, previo a la reunión, pero no logró su objetivo. “Fueron derrotados”, afirmó Maradiaga, quien lamentó el discurso del canciller Denis Moncada. “Miré a un hombre derrotado, en sus ojos solo puede ver a un hombre con mucha vergüenza defendiendo lo indefendible, nadie lo toma en serio con un discurso como ese”.

Maradiaga explicó que la reunión no se trataba de dar resoluciones, sino de poner al tanto al máximo orden de la ONU de lo que ocurre en Nicaragua. “El Consejo de Seguridad de la ONU solo escucha los casos de la más alta urgencia de casos de seguridad internacional… el mero hecho de que haya escuchado el caso de Nicaragua era ya una enorme victoria”.

A pesar de que Rusia, China, Bolivia, Guinea Ecuatorial, Etiopía y Kazajistán fueron los países que se opusieron a abordar la crisis de Nicaragua y negaron que la situación presentaba una amenaza de seguridad en la región, Maradiaga señaló que el apoyo bilateral que brindaron los demás de países de peso internacional, como Francia o Reino Unido, pone al régimen de Ortega “en un aprieto tremendo”.

El director de la IEEPP reiteró que la posición del Consejo de Seguridad no es la de un “tribunal”, sin embargo, destacó la importancia que este tiene, que, aunque no haya un consenso lo remite a otras organizaciones como la OEA.

“Lo que sí tenemos es que la máxima instancia le está mandando un mensaje fuerte al resto de su estructura como es al Alto Comisionado, le da un respaldo especial a la OEA”, puntualizó Maradiaga, quien agregó que, pone “el conflicto de Nicaragua en otra escala”.

Fuertes sanciones

Ante la expulsión del Alto Comisionado de la ONU y la reunión cometida con el Consejo de Seguridad, Maradiaga cree que en las próximas semanas se puede desencadenar una serie de sanciones al Gobierno de Ortega, si este sigue cerrando las puertas al apoyo de organismos de derechos humanos.

La Misión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh)  a su salida de Nicaragua, el pasado 1 de septiembre.

“El hecho de que se haya expulsado al Alto Comisionado coloca en un aprieto el gobierno de Nicaragua porque se abre la ruta para una serie de medidas de condenas muy contundentes en el marco de derechos humanos”, aseveró Maradiaga.

Y agregó: “Mientras el gobierno de Ortega siga bloqueando el acceso de organismos internacionales que tienen la buena voluntad (de ayudar) … Si él no acepta (el apoyo) para encausar el país, podemos esperar que en las próximas semanas se vean sanciones gravísimas para el Gobierno de Nicaragua, no solo de Estados Unidos sino de la OEA, Unión Europea”.

Félix Maradiaga compartió que sigue trabajando en la recolección de evidencias en contra del régimen orteguista, basados en imágenes, diagnósticos médicos, testimonios, entre otros, que presentará a organismos internacionales.