Encapuchados golpean salvajemente a sacerdote de León

El sacerdote podría perder uno de sus ojos, según informó monseñor Silvio Báez.

Con su rostro moreteado e inflamado, así dejaron unos encapuchados al párroco de la Iglesia San Juan Bautista de Sutiaba en León, Abelardo Toval Ayesta. La agresión ocurrió en la madrugada de este sábado 15 de septiembre, en su casa de habitación.

Los encapuchados ingresaron por el patio a la vivienda del padre que se ubica en el barrio San Felipe, una vez estando ahí lo golpearon fuertemente en el rostro, costillas y hasta quisieron asfixiarlo al colocarle un trapo en la cara, según dijo el padre Víctor Morales, quien es responsable de los medios de comunicación de la Diócesis de León.

“Por el patio se metieron tres personas con los rostros tapados, lo amarraron y golpearon fuertemente y lo dejaron amarrado. Se le robaron varias cosas de valor”, dijo el padre Víctor, quien llegó a auxiliarlo.

Desconocen quien pudo realizar la agresión, ya que los delincuentes solo lo golpearon y le robaron sus pertenencias. El padre Abelardo nunca ha recibido amenazas de muerte.

El sacerdote fue atacado cuando se disponía en salir para dirigirse hacia su parroquia de Sutiaba, puesto que tenía que celebrar una misa a las 6:00 de la mañana.

El obispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, lamentó y condenó el ataque que sufrió el padre Abelardo Toval, que producto de la golpiza podría perder uno de sus ojos, informó Báez vía Twitter. 

En cambio la Arquidiócesis de Managua, emitió un breve comunicado en su Facebook, en donde informó que el Cardenal Brenes se comunicó con el sacerdote Abelardo.