SICA trabaja para que se reanude el diálogo en Nicaragua

Vinicio Cerezo, Secretario General del Sistema de Integra...
EFE

El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) trabaja ya para coordinar los "buenos oficios" de los presidentes de la región con el fin de restablecer el diálogo en Nicaragua y buscar reformas que favorezcan la participación política y "elecciones libres en el futuro inmediato".

En declaraciones a Efe, el secretario general del SICA, el expresidente de Guatemala Vinicio Cerezo, reiteró hoy la necesidad de "respetar la manifestaciones pacíficas" y encontrar soluciones basadas en el diálogo.

"Eso se está haciendo en un trabajo conjunto a nivel presidencial -comentó- y al SICA nos dan la tarea de coordinar entrevistas que están tratando de conducir de nuevo al dialogo político en Nicaragua, aunque esto va a llevar unas semanas todavía para poderse concretar", dijo.

Precisó que no se quiere hablar de mediación, sino de "buenos oficios" para restablecer el diálogo entre el Gobierno y la oposición de Nicaragua, donde las manifestaciones ciudadanas contra el presidente Daniel Ortega se han sucedido desde abril pasado.

"Cuando se haya conseguido, con el apoyo de organizaciones internacionales, nosotros veremos si se plantea una medición o una actitud oficiosa para crear los mecanismos de dialogo", añadió.

Advirtió de que la crisis política de Nicaragua demuestra que Centroamérica necesita la vía pacífica de los conflictos para mantener el proceso de integración activo y exitoso.

Según organizaciones humanitarias nacionales, extranjeras y multinacionales, entre 322 y 481 personas han muerto en esas protestas, mientras el Gobierno nicaragüense cifra en 198 los fallecidos.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno nicaragüense de "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, detenciones arbitrarias y violencia sexual.

Ortega, quien se ha declarado víctima de un intento de "golpe de Estado", ha negado toda responsabilidad sobre las acusaciones. Antes, sin hablar de ningún caso concreto, Cerezo comentó que algunos de los problemas políticos y situaciones complicadas que todavía se producen en algunos países "a veces producen violaciones de los derechos humanos".

"Entonces son, por suerte, inmediatamente vistos por los presidentes (centroamericanos) -explicó- y a través de la Secretaría General del SICA se intenta siempre reenderezar el trabajo de los gobiernos a la búsqueda de diálogos concretos que detengan cualquier violación de los derechos humanos y promuevan el restablecimiento de mecanismos institucionales para resolverlos".

Recordó que América Central está viviendo, aparte de la violencia generada por el crimen organizado, una de las etapas de menor violación de los derechos, que se produce "más bien de manera circunstancial y coyuntural".

Cerezo intervino este martes en una mesa redonda organizada por la Casa de América de Madrid y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo sobre los doce años del Fondo España para el SICA.