Dan último adiós a Ezequiel Leiva, víctima de represión policial

Leticia Gaitán

Los restos del joven Ezequiel Leiva García, acusado por la policía sandinista de haber asesinado a un estadounidense el pasado 2 de junio, descansan en el cementerio Milagro de Dios, en Managua. Antes de ser sepultado, familia y acompañantes cantaron el himno nacional en homenaje a su lucha cívica contra el Gobierno de Daniel Ortega.

"¡Ezequiel Leiva presente!”, decían los presentes. El joven fue enterrado con una bandera de Nicaragua.

Ezequiel estuvo hospitalizado desde el pasado 31 de mayo luego de recibir un disparo en el costado izquierdo, durante una protesta que fue atacada por policías y paramilitares en las en las inmediaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Gamaliel Leiva (camisa blanca), padre del joven fallecido por la represión policial sandinista.

A pesar de su condición, la policía acusó a Ezequiel de ser quien mató a Sixto Henry Vera, de 48 años, en el sector de Rubenia. Por su parte, Gamaliel Leiva, padre del joven asegura que, aunque las autoridades no limpien el nombre de su hijo, su hijo está limpio porque no se involucró en ningún acto del que se le acusó.

.