Amaya Coppens fue llevada a juicio por “terrorismo"

La joven fue acusada junto con el líder universitario Sergio Midence y otros jóvenes de la ciudad de León.

La líder estudiantil Amaya Eva Coppens, de nacionalidad belga y nicaragüense, fue acusada ayer por el delito de terrorismo, secuestro simple, lesiones sicológicas leves, portación ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos.

Coppens, una estudiante de medicina y ex alumna del Colegio del Mundo Unido (UWC, por sus siglas en inglés) en Li Po Chun, de Hong Kong, fue acusada de terrorismo, junto con el líder universitario Sergio Midence y otros jóvenes de la ciudad de León.

El titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Julio César Arias, aceptó la acusación del Ministerio Público y ordenó prisión como medida cautelar para los jóvenes.

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) afirmó que el proceso contra los acusados es ilegal, ya que estos supuestamente fueron arrestados por civiles, sin orden judicial, sin haber cometido ningún delito, las autoridades no brindaron información sobre su paradero, y pasaron más de 48 horas sin una acusación legal.

El juicio contra los jóvenes se da en una crisis sociopolítica que, según organismos humanitarios, ha dejado entre 322 y 481 muertos, y al menos 309 "presos políticos".

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual.

La audiencia inicial para Amaya Coppens y Sergio Midence Delgadillo fue programada para el próximo 3 de octubre.