Policías sandinistas amenazan a familia de joven castrado

Los familiares del joven Bryan Calderón Cruz, a quien policías sandinistas le cortaron su testículo izquierdo y perforaron el ano, están recibiendo amenazas de tortura y muerte, así lo denunciaron ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

“El policía Martín García nos amenaza con que nos arrancarán uña por uña, y a mi cuñado, David Sánchez, le quitarán por completo los testículos y lo matarán, nosotros estamos con miedo porque ese hombre es del barrio la Paz, en El Tuma, (Jinotega)”, dijo Antonia Cruz, hermana de Bryan.

Según Antonia, el oficial ha estado hostigando a su hermano e incluso le arrancó el suero “le quitó el pañal desechable y le estaba tomando videos, además amenazó a mi mamá y le dijo que la sacaría a la calle, sino estaba quieta”.

La CPDH condenó esta actitud arbitraria que han tenido estos oficiales en contra de la familia de Bryan Calderón. “Además de comerte la barbarie con el joven, están amenazando a la familia quienes solo están procurando establecer la salud de Bryan y están infringiendo más tortura en él y en su familia”, manifestó el asesor legal, Pablo Cuevas.

Martín García y Erwuin López alias “El Panita”, son señalados por el joven Bryan de ser quienes le cortaron con un cuchillo su testículo izquierdo y destruyeron su ano.

El asesor de la CPDH, manifestó que seguirán dando acompañamiento a la familia de Byran Calderón, y exhortó al director del Hospital Victoria Motta de Jinotega que “preste condiciones necesarias para una atención adecuada, para que Bryan restablezca su salud”.

Actualmente Bryan se encuentra custodiado por policías y esposada a la camilla del hospital.