Es una "burla" el ascenso a comisionado que lideró masacre de las Jagüitas, dice CENIDH

El director de la policía, comisionado Francisco Díaz, ascendió y condecoró al responsable de la masacre de Las Jagüitas, Zacarías Salgado.

Salgado, que ostentaba el grado de capitán, fue nombrado comisionado, desapareciendo la pena de once años que la Fiscalía le había imputado por las tres muertes que dejó la masacre en Las Jagüitas, ocurrido el 11 de julio de 2015.

“Es un orgullo, además que es un compromiso más con la patria, con la revolución, con el pueblo, es algo muy importante, pero a la vez una gran responsabilidad”, dijo Salgado, durante la ceremonia de ascenso de grados y condecoraciones de la policía.

Pero Salgado no solo fue ascendido, sino condecorado por supuestas acciones heroicas durante la reciente jornada de represión contra el pueblo nicaragüense.

Es una “burla”

Por su parte, Gonzalo Carrión, abogado del CENIDH, sostiene que es una burla el ascenso a comisionado que hizo la Policía Sandinista a Zacarías Salgado.

Según Carrión, esto refleja la carencia de institucionalidad y el estado deprimente de la policía, que ha tenido que recurrir a la necesidad de incorporar a gente que en años anteriores dieron baja deshonrosa.

TAMBIÉN: PIDEN PENA MÁXIMA PARA POLICÍAS ACUSADOS DE MASACRE EN LAS JAGUITAS

Asimismo, Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), cuestionó el ascenso a Salgado porque violenta la Ley orgánica de esa institución, la cual establece que para promover de un grado a otro el oficial debe pasar cinco años.

Caso Las Jagüitas

La masacre de Las Jagüitas ocurrió un 11 de julio de 2015 cuando la policía disparó contra el vehículo en el que viajaba la familia Reyes Ramírez, causando la muerte de Katherine Ramírez, de 22 años, y de los niños Efraín Ramírez, de 11, y Aura María Reyes Ramírez, de 12. Además resultaron heridos la niña de cinco años, Miriam Guzmán Ramírez, Axel Reyes, de 13 años.

Fueron nueve los oficiales acusados, entre ellos, Zacarías Salgado, por los delitos de homicidio imprudente, lesiones imprudentes, exposición de personas al peligro y daños.

Con información de La Prensa