Matt Romero soñaba con una Nicaragua libre

Familia del adolescente cree que joven tuvo premonición de su muerte.
El Nuevo Diario

“No se muere quien se va, solo se muere quien se olvida”, fue lo que escribió el pasado 13 de julio el joven Matt Romero en su perfil de Facebook, su familia cataloga esto como una premonición de su muerte, además hace una semana el joven le habría dicho a su abuelita que sentía que su vida sería corta.

“Él (Matt) le había dicho a mi mamá que su vida sería corta y ella le dijo que estaba loco, pero él le continuó diciendo “no mamita mi vida es corta”, siempre decía eso Matt y que no iba a dilatar”, dijo Dilcia Romero, tía de Matt.

Matt Romero, de 16 años, se convirtió este pasado domingo en una víctima más de la represión y violencia que ejerce el Gobierno sandinista de Daniel Ortega, al recibir un impacto de bala en su pecho provocado por antimotines y paramilitares.

Según Dilcia, el dictamen médico indica que la bala que impactó a Matt no tuvo orificio de salida, por lo que se alojó en su pecho y causó su muerte inmediata.

“Cuando él entró al hospital ya iba fallecido, cuando los bomberos lo quisieron auxiliar ya estaba muerto”, expresó Dilcia.

Los familiares de Matt se enteraron de la trágica noticia cuando veían por 100% Noticias el recorrido de la marcha “Somos la voz de los presos políticos” que se realizó ayer, para exigir justicia por la muerte de 512 nicaragüenses y la libertad de los más de 300 presos políticos del Gobierno de Ortega.

Al ver a su sobrino tirado en el pavimento, Dilcia inmediatamente se trasladó hacia el Hospital Alemán Nicaragüense, ahí confirmó que el joven al que había visto por la televisión con un disparo en el pecho correspondía a su sobrino que crio durante 16 años.

Además de la fuerte impresión de la noticia, tuvo que lidiar con varios policías que se encontraban en la morgue del hospital, quienes pretendían llevarse el cuerpo del joven al Instituto de Medicina Legal, IML, para “hacerle una investigación”, pero Dilcia confrontó a los policías sandinistas y no dejó que sucediera.

“El coraje que yo tenía no lo permitió, porque les dije que primero me lo comía delante de ellos, pero no se los daría a ellos (policía) y me dijeron que estaba faltando hacia la autoridad. Uno de los oficiales me dijo que comprendía mi dolor y yo le dije que era hipócrita, porque ellos mismos lo habían matado”, relató Dilcia.

La tía de Matt, Dilcia Romero, muestra fotografías de su sobrino cuando era un niño.

Activo en las marchas

Matt era un joven que participaba de las diferentes marchas que han surgido en contra de Ortega, según Dilcia, su sobrino marchaba porque no quería que más sangre de jóvenes inocentes siguiera derramándose en las calles.

“Él (Matt) se fue con mi hijo de 14 años, que me dijo que primero los habían agarrado a pedradas y después tiraron balas, y Matt por defender a una señora fue lo que mataron”, contó Dilcia.

Matt Romero, estudiaba cuarto año en el Instituto Público Rubén Darío, era amante del futbol y quería estudiar la carrera de banca y finanzas para ayudar a su madre, según contó su tía, Dilcia Romero.

Sus amigos llegaron a la vela que se desarrolla en el barrio Larreynaga de la capital, a pesar de que en el colegio había restricciones para que maestros y compañeros de clases asistieran a acompañar a la familia doliente.

“Nos han cerrado las puertas, porque aparte el Ministerio de Educación, (Mined) mandó a que ningún maestro y director pudiera asistir a la vela de Matt, no es justo que el Mined y la dirección de nuestro colegio haga eso”, denunció un compañero de clases.

“Yo al comienzo no creía porque me quedé impactado hasta que me enseñaron el video, y me puse a llorar porque vi como que ya había fallecido. Él era como mi hermano, salíamos a pasar e íbamos a jugar futbol, porque a él le apasionaba eso, y le dediqué un trofeo que se lo puse en el ataúd”, manifestó un amigo de Matt.

El entierro de Matt se realizará este lunes a las 2:00 de la tarde, su cuerpo descansará en el cementerio Milagro de Dios de la capital.