Costa Rica denuncia represión de Ortega en ONU

La vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell alzó su voz en la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas, para denunciar los “graves acontecimientos” que vive Nicaragua y como consecuencia su país ha “experimentado un aumento de flujo migratorio y solicitudes de refugios” nunca antes visto.

La represión que ha ocasionado el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua y que ha dejado en cinco meses la muerte de más de 500 personas entre ellas niños, jóvenes y adultos, fue denunciado por Campbell en la ONU, quien además vaticinó que la crisis tiene un “potencial de escalamiento con un impacto directo en Centroamérica”.

“Solicitamos a la comunidad internacional y al Secretario General participar con la diplomacia preventiva y la mediación frente a estos graves acontecimientos”, dijo contundentemente Campbell.

Además, Campbell manifestó que la actual situación de Nicaragua no es sostenible y Costa Rica “no puede llevar sola esta carga”.

“Costa Rica reitera su convicción de que solo el camino del dialogo comprometido y efectivo entre todas las partes con un acuerdo serio, con un calendario de democratización, puede ser la solución al conflicto que aflige al hermano país”, expresó Campbell.

La vicepresidenta de Costa Rica además hizo un llamado a los demás países a no quedarse callados ante la grave situación de violación a los derechos humanos de Nicaragua, ya que se convertirían en “cómplices”.

“Cuando se trata de la vida y dignidad de las personas, de sus posibilidades de vivir libre de temor y la miseria, el silencio nos convierte en cómplices por eso costa rica alza su voz”, finalizó.