Presentan Unidad Nacional Azul y Blanco

La nueva articulación está integrada por representantes de 41 movimientos sociales, político y feminista
Foto/Jorge Mejía Peralta

"Construir una Nicaragua con democracia, libertad, justicia, institucionalidad y respeto a los derechos humanos", es el objetivo de la Unidad Nacional Azul y Blanco, compuesta por más de cuarenta movimientos sociales, entre ellos Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Movimiento Universitario 19 Abril, Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil, Comité de Madres de Caídos, entre otros.

La presentación oficial fue la mañana de este jueves y entre los representantes se encontraban Carlos Tünnermann, Azahalea Solis.

La Unidad Nacional Azul y Blanco nace luego de más de cinco meses de crisis sociopolítica, y que ha llevado al deterioro de la democracia.

"Estamos dando los primeros pasos para que todo el pueblo azul y blanco transite hacia una Nicaragua llena de libertad, justicia, democracia e igualdad", dijo Harley Morales, de la Coalición Universitaria, durante el inicio de la presentación.

Foto/Cortesía

"La unidad de todas las fuerzas es un imperativo para continuar y profundizar la lucha que conlleve a la salida de la dictadura y a la construcción de la democracia que aspiramos", señala la misiva.

Ante la crisis económica, social y política que atraviesa Nicaragua, desde el 18 de abril, la Unidad Azul y Blanco dijo que asumen el "compromiso por su mejora, por su reactivación y por volver a crecer en números y en calidad de vida. Ni un empleo menos, ni la pérdida de una vida más".

Demandas

Entre las demandas expuestas, la Unidad Azul y Blanco prioriza el diálogo nacional como salida cívica a la crisis, contando con el respaldo de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y como garantes  a la Organización de Estados Americanos (OEA), Organización de Naciones Unidas (ONU) y Unión Europea (UE).

También demandaron el cese urgente  a la represión, a los despidos arbitrarios y elecciones adelantadas.

Los representantes de la unidad también se comprometieron a trabajar en la estructuración de la Policía Nacional y depuración de sus mandos, desarme de los grupos paramilitares, restablecimiento de la autonomía universitaria, repatriación de los exiliados entre otros nueve puntos más.