La Casa Blanca celebra aviso financiero contra activos de Nicaragua

La Casa Blanca apoyó hoy el aviso del Departamento del Tesoro a las entidades financieras de Estados Unidos para vigilar y evitar la llegada al sistema norteamericano de activos procedentes de la corrupción en Nicaragua.

"Este aviso es una señal fuerte de que la administración del presidente Donald J. Trump no tolerará que el régimen de Ortega continúe con el uso indiscriminado de la violencia, las tácticas represivas y la corrupción, que han empeorado la situación económica del pueblo de Nicaragua", manifestó la Casa Blanca en un comunicado.

La alerta la emitió el jueves FinCEN, la oficina del Departamento del Tesoro encargada de reunir y analizar información sobre transacciones financieras para combatir, a nivel nacional e internacional, el lavado de dinero, la financiación terrorista y otro crímenes financieros.

Cree que altas figuras políticas conectadas con el Gobierno de Daniel Ortega pueden sacar sus activos de Nicaragua en respuesta a mayores disturbios, potenciales sanciones u otras presiones y pueden dirigirlas a cuentas en Estados Unidos o lavarlas a través de su sistema financiero.

Pidió por ello que las instituciones financieras presenten informes de actividades sospechosas (que se conocen como SARs) de acuerdo a las normativas del secreto bancario.

"Estados Unidos llama a la restauración pacífica de la democracia y del Estado de derecho en Nicaragua, que son fundamentales para la estabilidad económica a largo plazo", manifestó hoy la Casa Blcana.

En el marco de la grave crisis que atraviesa Nicaragua, donde según organizaciones de derechos humanos ha habido más de 500 muertos desde abril, Estados Unidos impuso el 5 de julio sanciones contra el círculo de Ortega y su mujer, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Ese día congeló a tres funcionarios sus activos en el país y prohibió hacer transacciones con ellos. "Son un comienzo, no un final, de sanciones potenciales", advirtió la Casa Blanca, aunque desde entonces no se han aprobado más sanciones.

La semana pasada, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado aprobó un proyecto de ley que busca imponer sanciones a miembros del Gobierno de Ortega por violaciones de los derechos humanos. 

El documento, aprobado para ser elevado al pleno de la cámara alta del Congreso estadounidense, incluye restricciones a la concesión de créditos al Gobierno del ex guerrillero sandinista en instituciones financieras internacionales de las que forme parte Estados Unidos.