Ayuntamiento de Córdoba se solidariza con los nicaragüenses ante vulneración de sus derechos humanos

Foto cortesía

El Ayuntamiento de Córdoba en España, se solidarizó con la situación que está atravesando Nicaragua ante la vulneración de los derechos humanos.

En concreto, esta muestra de apoyo, se ha manifestado con la aprobación de una moción, redactada por la organización Córdoba Solidaria, presentada por el Grupo Municipal de Ganemos Córdoba en el Pleno del Consistorio de este martes, excepto por la Izquierda Unida. 

Foto Córdoba Hoy

Las peticiones que se incluyen en la moción 

A través de esta propuesta, el Ayuntamiento, expresa su profunda preocupación ante la vulneración de los derechos humanos en Nicaragua, principalmente el derecho de la vida y los de libre expresión y manifestación, así como su condena por la violencia y represión que se ejercen sobre la ciudadanía. Asimismo, instarán al Gobierno de España a incidir en los organismos internacionales para que se frene la escalada de violencia, se instiguen los hechos acontecidos y se depuren responsabilidades con ánimo de restablecer la democracia en el país, de forma transparente, duradera y con garantías.

De la misma forma, instarán al Gobierno de Nicaragua, a través de su Embajada en España, a tomar medidas de forma inmediata para frenar rotundamente la violencia y garantizar el respeto hacia los derechos humanos, especialmente, la desarticulación de los grupos parapoliciales, la protección de los derechos fundamentales de las personas amenazadas y la colaboración con la comunidad internacional para investigar los hechos acontecidos.

La moción refleja que Nicaragua vive una preocupante crisis sociopolítica y de Derechos Humanos, agudizada a partir de los acontecimientos desencadenados el pasado 18 de abril de 2018, cuando se organizaron protestas masivas en todo el país contra la aprobación de la reforma de la Ley de Seguridad Social que fueron enfrentadas por el gobierno a través del despliegue de sus fuerzas de seguridad, lo que derivó en “hechos represivos y muy violentos contra la población, particularmente contra estudiantes, jóvenes y periodistas”.

Con esto, la Asamblea del Consejo Municipal de Cooperación y Solidaridad de Córdoba, órgano de participación ciudadana dependiente de la Delegación de Cooperación y Solidaridad, aprobó el pasado 28 de mayo una Declaración de Solidaridad con el Pueblo Nicaragüense, en el que se condenan los hechos acontecidos en el país y se exige a la comunidad internacional, especialmente al Gobierno de España, que interviniese en el conflicto para devolver la paz a Nicaragua. Por su parte, el Consejo del Movimiento Ciudadano también manifestó su preocupación por los hechos expuestos y condenó la violencia gubernamental contra la población nicaragüense.

Foto Córdoba Hoy

Según datos de la Asociación Nicaragüense Por Derechos Humanos, hasta finales de septiembre se habían contabilizado “512 muertes, 4.062 personas heridas de diversa gravedad y 1.428 personas que habían sido “secuestradas por grupos armados, no autorizados por la ley para ejecutar órdenes de captura”.

Esta moción, elaborada por Córdoba Solidaria, y presentada por Ganemos Córdoba, no fue apoyada Izquierda Unida, a pesar del respaldo del resto de grupos municipales del Consistorio.

El concejal de Izquierda Unida Juan Hidalgo, actual delegado de Cooperación Internacional y Solidaridad, justificó el voto negativo de su partido a esta moción. Pretendían incluir en la moción la exigencia de “un llamamiento a retomar el diálogo entre todas las administraciones contra la violencia y a favor de la paz”, que no ha sido incluido.

Y otro punto que creían "interesante" añadir, era “evitar toda injerencia externa a los asuntos de Nicaragua que ayuden a la desestabilización del país”.

Según expresó Rafael Blázquez, en representación de Ganemos Córdoba, “lo que se ha planteado por parte de Izquierda Unida no es cambiar una coma, sino dar la vuelta a la moción, porque desde este partido se pedía que desapareciesen de la moción las palabras represión, restablecer la democracia y la desarticulación de los grupos parapoliciales”.