Al menos 313 nicaragüenses pidieron asilo en España

Foto cortesía

A unos días de que se cumpla medio año del inicio de las protestas contra el Daniel Ortega en Nicaragua, miles de nicaragüenses se refugian en otros países huyendo de la violencia y represión del gobierno.

La mayoría ha buscado destinos cercanos: al menos 23.000 nicaragüenses solicitaron asilo en Costa Rica, según las Naciones Unidas.

Otros, piensan en Europa y a como ocurre a menudo con los migrantes y refugiados latinoamericanos, España suele ser el primer puerto de llegada donde se han disparado las solicitudes de asilo por parte de los nicaragüenses.

El medio alemán Deutsche Welle, detalla que el Ministerio del Interior español reveló que, entre el 1 de enero y el 31 de agosto de este año, "un total de 313 ciudadanos nicaragüenses han solicitado asilo o protección internacional" en el país.

La cifra es diez veces más que en todo 2017, cuando únicamente hubo 31 casos de Nicaragua, según los datos de esa misma institución. Desde el Ministerio insisten en que se trata únicamente de un 1% del total de solicitudes. Lo cual no quita relevancia al salto numérico, que coincide con estos sangrientos meses en Nicaragua. España empieza a ser una alternativa.

En tanto, Alemania hizo público a raíz de una consulta de DW que, en esos mismos ocho primeros meses de 2018, el número de peticiones de este origen subió a 10, frente a una única que se registró en todo el año anterior.

Luicy Pedroza, politóloga del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales (GIGA), cree que aún son necesarios más datos sobre los nicaragüenses inmigrantes para entender los factores que los impulsan a solicitar protección tan lejos de casa, aunque la razón última siempre sea la misma: "la desesperación de ver su vida en Nicaragua sin perspectivas en el contexto actual”. Eso sí, advierte de que esta alternativa "estará abierta a relativamente pocos nicaragüenses: quienes ya tengan algún familiar en esta región o lazos con personas residentes allí, y quienes puedan financiarse el trayecto”.

La odisea de solicitar asilo en Europa

El problema es que los sistemas de asilo europeos tampoco son un camino de rosas. Desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) critican que en 2017 este país rechazó dos de cada tres solicitudes de asilo, reporta DW.

La crisis política en Nicaragua sigue sin ofrecer vista de arreglarse. Mientras esto no ocurra, los nicaragüenses seguirán abandonando su patria en busca de seguridad. Y algunos de ellos llegarán a tierras europeas. Para esos casos, concluye Pedroza, "países como España, que tienen vínculos históricos y culturales fuertes con Nicaragua, harían bien en aplicar solidaridad en momentos como este”.