Estadio nacional vacío, pese a boletos regalados por el gobierno

Estadio Nacional Dennis Martínez / Foto: La Prensa

El segundo juego de la final de béisbol en la liga del Pomares, tuvo un estadio nacional con asientos vacíos, pese a que el gobierno sandinista regaló boletos a los trabajadores del Estado, para demostrar que “todo está normal” en Nicaragua.

La mayoría de butacas del estadio nacional Dennis Martínez estuvieron vacías, reporta el medio La Prensa, quien indica que la presencia de fanáticos en las graderías fue realmente minúscula en comparación con otras finales de este deporte.

El gobierno hasta garantizó una flota de buses para que los asistentes pudieran cómo regresar a sus casas, sin embargo, la gente no llegó. La Prensa informa que, extraoficialmente se supo, que el Ejército dio pases y permisos a sus miembros para que asistieran a la denominada “casa del juego perfecto”, pero el juego entre Los Dantos y los Indios del Bóer arrancó con un estadio vacío.

En las redes sociales circulaba una campaña llamando a no asistir al estadio, recordando que el lugar fue ocupado de cuartel por la policía y paramilitares del gobierno.

La desesperación del gobierno es tal que, hoy en la cuenta de Facebook del Estadio Nacional Dennis Martínez se ofrecen boletos al 2x1 en las mejores localidades, mientras que los niños pagan 10 córdobas.