Oficiales de La Modelo niegan atención médica a joven que convulsionó treinta veces

Ruth Escobar y Julio Montenegro, de la CPDH.

El pasado 8 de octubre el joven Heynard Josué Baltodano Escobar convulsionó “al menos” treinta veces, desde una de las celdas de La Modelo, ante la indiferencia de los guardias, denunció Ruth del Socorro Escobar, madre del preso político, en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

De acuerdo a Escobar, su hijo nunca ha padecido de convulsiones, y presume que su actual estado de salud es consecuencia de los golpes que sufrió estando en El Chipote. “Estuvo doce días en El Chipote. Todos los días lo sacaban a interrogar  y todos los días lo golpeaban con armas de fuego. Producto de esos golpes son las convulsiones”, expresó.

La confesión de este hecho se dio luego de que este martes, Escobar visitara en La Modelo a Heynard, informándole sobre la situación un compañero de celda, ya que el joven no recuerda ese momento.

Las convulsiones seguidas de Heynard alarmaron a los demás presos políticos, quienes tuvieron que gritar e insistirles a los guardias que lo llegaran a atender. A cambio, Heynard recibió tres inyecciones de diazepam, sin embargo, él seguía convulsionando. Una vez estable, lo sacaron –sin saber adónde- de la celda esposado de pies y manos, relató Escobar.

Heynard Baltodano, de 22 años, fue detenido en el sector del Rigoberto López Pérez, el pasado 9 de septiembre, después de participar en la marcha de Los Globos, y cuando se movilizaba en el bus de la ruta 117. Según el joven, un sujeto empezó a platicar con él, suponiendo que el desconocido avisó a la policía de su paradero.

La policía sandinista lo presentó como “terrorista” y lo acusa de liderar tranques. Sin embargo, su madre rechaza las acusaciones y enfatizó que su hijo sí asistía a todas las marchas pero nunca participó en tranques.

Por su parte, Julio Montenegro, de la CPDH, dijo que remitirán un escrito a los funcionarios del sistema penitenciario para que trasladen a Heynard al Instituto de Medicina Legal (IML), y una vez evaluado, reciba el tratamiento adecuado.

Asimismo, denunció que en la mayoría de los casos de los presos políticos, han "insistido" a los funcionarios de La Modelo, que los remitan al IML, pero hasta el momento no han recibido ninguna respuesta.