Ortega y Murillo serán responsables si algo le ocurre a obispo Báez, opinan varios sectores

EFE

El exministro de Educación, Humberto Belli, califica como peligrosa la campaña que ha empezado el gobierno de Daniel Ortega en contra de monseñor Silvio Báez, ya que incita a que un “fanático sandinista” lo asesine y responsabiliza directamente a la familia Ortega Murillo si eso llegase a ocurrir.

“Es una campaña absurda porque si quieren callarlo no lo van a callar y si quieren procesarlo no tienen de donde agarrarse (…) no se puede procesar a una persona por querer que el gobierno se vaya”, dijo Belli.

Belli además considera que los audios que fueron publicado por los canales oficialistas en donde supuestamente monseñor Silvio Báez manifiesta "presionar nuevamente al Gobierno", para la reanudación del diálogo nacional y expone la posibilidad de "volver a poner tranques", no constituyen delitos o golpismo, porque no “infringen ninguna ley”.

Además, recordó que en Nicaragua hay un record de asesinatos político “auspiciado por el FSLN”, y lo que esta campaña de desprestigio podría ocasionar es que un sandinista atente contra la vida de Báez.

“Hay un record de campañas de odio que redundan en asesinatos y podría haber un fanático que se le ocurra que ante un “golpista, asesino” que supuestamente es monseñor Báez, tenga que callarlo”, manifestó.

Asimismo, continuó diciendo que “debemos de responsabilizar a la pareja Ortega-Murillo, y a sus hijos, Laureano y Juan Carlos que han lanzado ataques directos a monseñor, de que cualquier agresión física que sufra él, es directamente responsabilidad de ellos”, finalizó.

“Si algo le llega a pasar a monseñor Báez, los responsables es el mismo gobierno, que deberían de poner su barba en remojo y decir un ¡basta ya! Y sentémonos como gente madura a buscarle las soluciones a nuestro país, porque somos nosotros los nicaragüenses los que tenemos que ¿solucionar este problema”, dijo Healy.

..