Oficina del Alto Comisionado de ONU: No han observado mejora en la situación de los DD.HH en Nicaragua

En el primer informe mensual de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, OACNUDH, sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua, informan que “no han observado ninguna mejora en la situación de los derechos humanos, por el contrario, lo que ha observado es un marcado incremento de hostigamientos, intimidaciones y criminalizaciones en contra de personas que participan en las protestas”.

Desde que OACNUDH fue expulsado del país por el gobierno de Daniel Ortega el pasado 30 de agosto, estos han continuado monitoreando a distancia la situación de derechos humanos en Nicaragua, a través de su oficina Regional para América Central situada en Panamá.

El boletín mensual se basa en el trabajo de monitoreo que la OACNUDH ha realizado desde Panamá entre el 1 y 30 de septiembre y destaca que los principales patrones de violaciones de derechos humanos incluyen el incremento de los ataques contra el derecho a la libertad y a la reunión pacífica y restricciones a su ejercicio, así como el aumento de detenciones arbitrarias de personas asociadas a las protestas.

“Se ha identificado como preocupaciones serias el trato que reciben las personas privadas de la libertad en el contexto de las protestas, y las violaciones al debido proceso y a la presunción de inocencia en los actuales procesos judiciales”, expresan el OACNUDH en el boletín.

Asimismo, se muestran preocupados por el incremento de arrestos y detenciones de personas percibidas como opositores al Gobierno, hasta la situación de las personas que huyen del país, y la contracción económica que impacta negativamente sobre los derechos al trabajo, a la seguridad social, a la salud, y a la alimentación, entre otros.

La OACNUDH concluye en su boletín “la importancia de terminar inmediatamente los ataques, hostigamientos y criminalización contra los manifestantes, defensores y defensoras de derechos humanos, y otras personas; y al mismo tiempo desmantelar los elementos armados progubernamentales y liberar a las personas detenidas de forma arbitraria”.