Más de 40 mil nicaragüenses pidieron protección a Costa Rica, reporta la CIDH

El organismo detalló que los meses en que se recibió un mayor número de solicitudes fue de junio a agosto
Foto/La Nación

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó un informe preliminar sobre su visita de trabajo, del 4 al 18 de octubre, para monitorear la situación de los nicaragüenses exiliados en Costa Rica.

De acuerdo a la información recibida por parte del Estado costarricense indica que al momento de la realización de la visita se registraba un total de 40,386 personas que habían manifestado necesitar protección internacional en Costa Rica.

El organismo internacional detalló que los meses en que se recibió un mayor número de solicitudes de la condición de refugiado por parte de nicaragüenses fueron los meses de junio a agosto de 2018 (3,344, 5,279 y 4,055, respectivamente), cuando empezaron a evidenciarse otras formas de represión, criminalización y persecución en Nicaragua.

La CIDH expuso en pudo identificar que desde mediados de abril hasta mediados de octubre, la mayoría de los migrantes que solicitaron protección internacional en Costa Rica son estudiantes “que participaron en las manifestaciones y protestas, defensores de derechos humanos y líderes de movimientos sociales y campesinos, personas que han contribuido y apoyado a estas personas a través de la provisión de alimentos, casas de seguridad y medicinas, así como médicos, periodistas y ex militares y policías que se han rehusado a participar en actos represivos ordenados por el Gobierno”, se lee en el comunicado.

LEE AQUÍ EL COMUNICADO COMPLETO

En su reporte, la CIDH indica que este aumento de personas que han solicitado protección, está relacionado de manera directa con las etapas identificadas de la represión por parte del gobierno sandinista, iniciando esta situación con la llamada “Operación Limpieza”, implementada por la Policía Nacional y fuerzas parapoliciales armadas, y en la que el objetivo era desmantelar los tranques del país.

La CIDH “observa con suma preocupación” el aumento de solicitudes de protección -por parte de los nicaragüenses- en Costa Rica: De abril a septiembre se elevó a 1,376 por ciento en relación con el número de personas nicaragüenses solicitantes de asilo a nivel global en 2017.

La delegación de la CIDH estuvo compuesta por el Comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, Relator sobre los Derechos de los Migrantes; la Secretaria Ejecutiva Adjunta, María Claudia Pulido; así como especialistas de la Relatoría sobre los Derechos de los Migrantes, del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) y el área de comunicación de la CIDH.

Durante su visita a Costa Rica, la CDH recabó 259 testimonios de personas nicaragüenses solicitantes de asilo y con necesidades de y sostuvo reuniones con el presidente Carlos Alvarado Quesada; con la Dirección General de Migración y Extranjería, Relaciones Exteriores y Culto, Tribunal Administrativo Migratorio, así como con el viceministro del Ministerio de Salud, viceministro de Gobernación, viceministra del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, personal de las Unidades de Refugio, dirección de Migraciones y con Asuntos Jurídicos del Ministerio de Educación Pública. La CIDH también se reunió con colectivos de personas nicaragüenses, el Alto Comisionado de Naciones Unidas (ACNUR), el Colectivo de Bienestar de Migraciones en Costa Rica, el Foro Permanente sobre Población Migrante y Refugiada de la Defensoría de los Habitantes.

La CIDH reporta que la represión de Ortega ha ocasionado la muerte de 325 personas, miles de heridas y cientos de personas detenidas y procesadas ilegal y arbitrariamente.