Familia que murió quemada en el barrio Carlos Marx es recordada en el día de los difuntos

Este dos de noviembre día en que se conmemora a los fieles difuntos, Nicaragua recuerda con mucha tristeza a la familia Pavón, quienes murieron quemados el pasado 16 de junio, cuando paramilitares del gobierno de Daniel Ortega incendiaron la vivienda de tres pisos que está ubicada en el barrio Carlos Marx en Managua.

Ese día trágico murieron seis personas entre ellos, el señor Oscar Pavón y su esposa Maritza Muñoz, además de su hijo Alfredo Pavón y su pareja Ángela Raudez, y los dos niños, Daryelis y Matías Pavón Raudez.

Hermanos Daryelis y Matías q.e.p.d.

La familia fue quemada por solo negarse a prestar la vivienda para que francotiradores del gobierno de Ortega se ubicaran desde el tercer piso y disparar a manifestantes que exigían la salida de Ortega del poder.  

Las únicas sobrevivientes de ese lamentable día, Cinthia y Maribel López, hoy no pudieron ni siquiera visitar la tumba de sus seres queridos, ya que se mantienen ocultas tras recibir amenazas de muerte por parte de simpatizantes sandinistas.

Los cuerpos de la familia Pavón descansan en el cementerio Milagro de Dios, hasta donde llegaron ciudadanos a depositar ofrendas florales, entre ellos el maratonista Alex Vanegas y “la señora del huipil”, Flor Ramírez.

“Me hubiera encantado encontrar a los de la familia Pavón, pero como ellos no pueden venir, y como ellos no pueden enflorar a sus muertos entonces nosotros venimos y lo hicimos de una manera simbólica”, expresó la señora Flor Ramírez.

El Gobierno de Estados Unidos, a través del departamento del Tesoro responsabilizó el pasado 5 julio al comisionado general Francisco Díaz y a Fidel Moreno, secretario político del FSLN en Managua por estar relacionados con la muerte de la familia Pavón.

..