Más de 15 secuestros en todo el país por honrar a difuntos con colores azul y blanco

El gobierno sandinista de Daniel Ortega irrespetó los campos santos del país al secuestrar a más de 15 personas quienes visitaron a sus familiares fallecidos, a algunos de ellos los detuvieron de manera ilegal por solo honrar a sus difuntos con los colores de la bandera de Nicaragua: azul y blanco. 

Este dos noviembre, día de los difuntos en el municipio de Nagarote en León, la Policía sandinista secuestró a Geomántica Baltodano, Juan Core, Ronald Pérez, y a cuatro jóvenes habitantes del barrio Fernando Salazar. 

Por otro lado, en Nueva Guinea, de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, se reporta el secuestro del profesor Omar Sanchez, Jeison Amador, Jerónimo Guzmán Amador, Galo Daiquené Suárez y otras dos personas.

En cambio, Oneydi Lira Castillo fue secuestrada en Condega, Estelí, Geovanny Arévalo en Jinotepe y el maratonista Alex Vanegas en Managua.

Decenas de agentes policiales se mantenían este jueves en los alrededores de los cementerios para "garantizar la seguridad", en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega. 

El despliegue policial se da luego que manifestantes llamaran a “vestir” los cementerios de azul y blanco como medida de protesta.